¿Seguirás "comprando felicidad" o serás feliz de verdad? Para algunas personas será salud y tiempo libre. Cuando me planteas esta pregunta se me vienen a la cabeza aquellas discusiones de carrera donde todo constructor psicológico parece tener un sin fin de definiciones en función del paradigma o incluso del estudioso en cuestión que la plantea. Pero, ¿qué significa ser felices? Cada día, intento atesorar uno de estos momentos en mi mente, guardarlos en un rinconcito. Soy tan feliz frente al mar llenando mis pies de arena, dejando que la brisa marina despeine mi cabello, pero también soy tan feliz sin tanta humedad, en una noche fría de invierno debajo de mi caliente manta. Pregúntate? Gente muy distinta a nosotros con sus propias prioridades, valores, ilusiones y miedos. Desde mi punto de vista (y puedo estar totalmente equivocado), la felicidad permanente no puede encontrarse en las situaciones externas, por el simple hecho de que todo, absolutamente todo, es transitorio. Personalmente no creo que exista una definición exacta . No existe una meta llamada felicidad. De hecho la felicidad está bastante al margen de todas esas hisotrias . . Disfrutar de una película junto a mis primas pequeñas, un abrazo inesperado nacido desde el corazón, una sobremesa agradable en buena compañía, un paseo en silencio con alguien con quien no necesitas comunicarte a través de palabras, un viaje desorganizado repleto de sorpresas, una canción mágica en el instante preciso… son algunas de esas pequeñas grandes cositas de la vida que nos recuerdan que no es necesario perseguir la felicidad constantemente. Siento estados intensos de felicidad cuando disfruto de momentos de amor, risas y diversión en compañía de mi pareja, familiares y amistades de confianza. Pablo Neruda. La felicidad es el resultado de ser una persona íntegra y honesta con tus valores, de manera que lo que haces, dices, sientes y piensas en tu vida, sean una misma cosa. Y más aún cuando se trata de tus emociones. Me quedo con que hay muchas formas de interpretarla y vivirla, desde unas sensaciones más afímeras, hasta un estado físico, mental y espiritual más o menos permanente.Todo depende lo que seamos capaces de intervenir en las decisiones y circunstancias que lo hacen posible. ¿Por qué? ¿Quién tiene razón? ¿Cuántos momentos desperdicias en la queja? Creo que me cuesta menos definir lo que es la infelicidad: la sensación de que uno tiene muchas opciones y está escogiendo la incorrecta. Si tu felicidad depende de aspectos externos (familia, trabajo, pareja, dinero, etc. Es maravilloso cómo cada uno de nosotros interpretamos y damos sentido de diferente manera a eso, a veces tan complicado, de ser felices. Es el resultado de un viaje interior en el cual se sanan heridas y se integran aprendizajes. Eso es lo que hace que la gente se sienta perdida y sin rumbo por la vida. Yo, personalmente, me inclino más por esta última definición. Sin embargo, esta fórmula, al menos en mi caso, no funcionó. Y sobre todo, ¿qué vas a cambiar hoy para aumentar la aceptación y gratitud en tu vida para poder ser un poco más feliz? Somos felices cuando realmente nos centramos y esforzamos en ser como nos gustaría ser y no como se supone que deberíamos ser. Mental y emocionalmente la queja te autocondiciona para estar atento a todo lo malo que puedas encontrar en el camino. Creo que cualquier persona querría ser feliz para siempre, y la buena noticia es que cualquiera puede llegar a ese lugar, pero para hacerlo debemos primero identificar todo aquello que no necesitamos para ser felices, y llegar al fondo de nuestro corazón para descubrir que la felicidad siempre había estado ahí, sólo que nosotros no la habíamos descubierto porque estábamos distraídos con todo lo demás. Tener un rato al día para doodlear. Teniendo salud y tiempo, sentirán felicidad. Observar lo que llega, observar cómo me siento, cómo afecta sin juzgar y sin juzgarme. Este estado interior de felicidad, lo siento cuando gozo de un paseo por la naturaleza y también cuando mis sentidos disfrutan de un amanecer y una música que llega a mi corazón. El segundo de mis ingredientes fundamentales es la gratitud. ), estos pueden desaparecer en cualquier momento, y con ellos esa aparente felicidad. Todo el mundo oye hablar de ella, todo el mundo la codicia, pero pocos llegan realmente experimentarla de manera substancial. La felicidad es tan necesaria para vivir una vida plena… no hay que perderla de vista ni un segundo . sigueme en instagram :M4ximilianos. Cuando entiendas todo eso podrás encontrar tu felicidad, digo esto porque mucho tiempo fui infeliz, pero no lo sabía. Algunos consideran la felicidad como meta a la que llegar. Qué grandísimo post has hecho realidad, amiga. ¡Fantástico compendio de vivencias para compartir! Si quiero que algo permanezca durante mucho tiempo, porque me ha hecho inmensamente feliz, una de las formas que tengo para estar más tiempo en esa sensación, es hacer un dibujo sobre ello. De ese sentir nace una de mis máximas: “Haz aquello que haga que te vayas a dormir en paz contigo mismo cada día”. Ver una estrella fugaz. Para mi la felicidad es sentirme realizada cada día. No todos los días, no a cada momento, pero sí la mayoría de las veces que estoy despierta. Entonces, si la felicidad permanente no puede encontrarse fuera, tiene que estar dentro de nosotros. También cuando aprendo algo nuevo cada día y sonrío por estar aquí. Ahhh que me guste la solución, es otro tema, pero que hay soluciones y el cómo afronte yo esa situación dependerá de mi y no de otras personas, eso hace que siempre vea la vida con optimismo y con una sonrisa, por más mal que estén las cosas, por más que el mundo se desmorone, la actitud que yo tome, marca la diferencia. Es como si cerraras las compuertas a lo bueno; dejas de percibirlo, no le das importancia. Tener buenas amistades, relacionarme con asertividad y empatía con el resto de personas y tratarnos desde el respeto y la confianza me hace sentir en equilibrio. Seguimos sin saber qué nos acerca o nos aleja de ella, por lo que acabamos confundidos, empleando grandes cantidades de energía en cuestiones que poco aportan a nuestro bienestar. Esta sensación no es muy larga en el tiempo, puede durar unos minutos solamente pero es tan agradable que ese espacio pareciera más largo. El doodling no es un dibujo elaborado, sólo es garabatear, dibujar un patrón, pero me relaja y me ayuda a estar en el presente y a agradecer todos esos pequeños momentos que me han hecho feliz. A veces nos sentimos “sucios” porque deseamos algo ambicioso o demasiado grande (por ejemplo, poder y prestigio). Un abrazo y gracias por permitirme formar parte del post . Cuando unimos esos dos “yos” en uno solo, es decir, hacemos que la vida que tenemos y la que en realidad nos gustaría tener se junten, nace en tu mente y en tu corazón algo llamado felicidad. Y así, es muy difícil ser feliz. Bajo mi punto de vista tenemos que determinar qué hay nuestra vida que nos indicará que somos felices. Otros, como camino de superación y crecimiento. Es importante que te conozcas muy bien, que detectes tus luces y tus oscuridades, y que te perdones y elimines la culpa de tus pensamientos. Asegúrate de que todo lo que haces te apasiona, y si no es así, prepara un plan de acción para cambiarlo. Si tu respuesta es sí, emergerá un profundo sentimiento de gratitud, amor incondicional y dicha reconociéndote un ser divino lleno de fuerza y poder interior. “Nuestra felicidad es responsabilidad propia de cada uno” TRES CAMINOS PREVIOS: AUTODEPENDENCIA AMOR DUELO Amor Muerte Nuevo Nacimiento “Los momentos que hubiéramos deseado que nunca sucedieran, nos han hecho llegar hasta donde estamos” Aprender a entrar y Aprender a salir “Para Por eso para mi la felicidad son momentos. Mil gracias por haberme invitado a participar en este post tan completo y tan enriquecedor. Por qué todos tenemos los mismos problemas. Lo expresó muy bien Henry Van Dyke: “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.” Y lo reforzó simple y rotundamente John Locke: “Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”. - Centrarse en querer lo que uno ya hace en vez de obsesionarse con hacer lo que uno quiere. ¡Qué enriquecedor ha resultado leer todas las aportaciones! ¿Quién no quiere ser feliz? El olor a tierra mojada. Nuestra necesidad de sentirnos conectados es fundamental a un nivel íntimo, 3.- Estar bien con uno mismo. ¿Acaso no andas tú buscando la felicidad? Gente muy distinta a nosotros con sus propias prioridades, valores, ilusiones y miedos. Nuestra vida tiene que estar acorde con nuestra felicidad. Ahora me la has liado bien Miriam, porque te confieso que hay algunos de tus invitados a los que no conocia así que ahora tengo que cotillear sus blogs porque seguro que son geniales jeje.
Triberg Que Ver, Cualidades Negativas De Una Persona, El Gato Correntino Historia, Trek Remedy 7 2017, Clasipar Pytyvõ Lista De Beneficiarios, Dedal De Costura,