Montan el equivalente a una fábrica con 160 impresoras 3D

Redacción
Martes, 31 Enero 2017
Montan el equivalente a una fábrica con 160 impresoras 3D

Una empresa neoyorquina, Voodoo Manufacturing, ha creado un nuevo concepto de fábrica, intermedia entre la creación de prototipos y la producción en serie, gracias a la impresión 3D.

En resumen, Voodoo está utilizando tecnología de escritorio para la producción de lotes de hasta 10.000 unidades.

Según ha informado el WSJ, en una reciente gira por el interior del establecimiento, el jefe de Producción y cofundador de la compañía, Jonathan Schwartz, inspeccionó las mercancías que estaban produciéndose para los clientes.

Había una variedad extraña, incluso abigarrada: tazas, puzzles topográficos, piezas protésicas, cascanueces...

Y esos fueron sólo los elementos que pudo identificar.

"Este es un componente mecánico para ... ¿algún producto?" , supuso, mirando a un conjunto de chucherías anaranjadas.

Llamó a Andrew Rosa, un ingeniero de operaciones de la fábrica. El Sr. Rosa entrecerró los ojos: "No sé lo que es esto," dijo.

Eso es comprensible. Voodoo produce en masa utilizando impresoras de escritorio 3-D que parecen hornos tostadores. Con 160 impresoras que cuestan  2.000 dólares cada una (inversión total de 320.000 dólares), la fábrica puede imprimir hasta 160 productos diferentes, o 160 del mismo artículo, al mismo tiempo.

Voodoo dice que su configuración hace que la impresión 3-D, generalmente un servicio reservado hasta ahora a los prototipos y otras piezas únicas, sea lo suficientemente barata como para socavar la fabricación tradicional en tiradas de hasta 10.000 piezas.

"Ellos tienen una ventaja única", afirma Zack Schildhorn,  socio de Lux Capital, una firma de capital riesgo que se dedica a invertir en tecnología emergente: Es un concepto fresco."

La impresión 3-D evita la necesidad de crear moldes caros, que puede costar del orden de seis cifras cada uno.

Schwartz asevera que, con sus 17 empleados, están sólo en el comienzo. La compañía espera reducir sus costos en un 90% en cinco años mediante el aumento de la automatización y el aprovechamiento de las impresoras 3D más rápidas y más baratas que llegan al mercado.

La impresión 3D ofrece ventajas más allá de la reducción de costes. Por un lado, se puede diseñar y producir al instante cualquier cosa imaginable. Schwartz, por ejemplo, se hizo una alcachofa de la ducha con la forma de un cráneo del Tiranosaurius Rex.

Por ahora, Voodoo obtiene la mayor parte de sus pedidos de compañías de marketing que ordenan llaveros personalizados, trofeos y figuras de acción. 

Pero Voodoo dice que se están creando cada vez más posibilidades. Y teniendo en cuenta que el mercado global de fabricación es de $ 12 billones de dólares, el cielo es el límite.

"Sólo un modesto 1% sería genial", afirma Schwartz.

 

 

Etiquetado como: fábrica, Voodoo
Aplicación: Tecnología