Escaneando en 3D la tumba de Seti I en Egipto

Redacción
Domingo, 18 Septiembre 2016

La empresa española Factum Arte, especializada en el escaneado 3D y reproducción de obras del patrimonio histórico artístico está trabajando en la realización de una réplica exacta de la tumba de Seti I en el Valle de los Reyes (Egipto), según un reportaje publicado por El Mundo y del que por su interés nos hacemos eco:

En octubre de 1817 el italiano Giovanni Battista Belzoni se topó con un fantástico tesoro entre las arenas del Valle de los Reyes: la tumba de Seti I, la sepultura más larga, profunda y espectacular de las horadadas en la necrópolis tebana y una obra maestra repleta de coloridos relieves. Casi dos siglos después, los expertos del taller madrileño Factum Arte trabajan en su laberinto -cerrado al público desde 1991- con una misión faraónica entre manos: capturar su geografía de 120 metros de longitud y construir una réplica exacta.

"El objetivo es realizar un escaneado completo de la tumba y tenerla documentada tanto en 3D como en color", relata a EL MUNDO el arquitecto Carlos Bayod, coordinador de un proyecto que trata de emular el proceso que clonó hace más de un lustro la tumba de Tutankamón. "Hay elementos comunes entre ambos trabajos pero es cierto que el reto de escanear Seti I nos ha obligado a actualizar y mejorar toda la tecnología que usamos en Tutankamón. Desde entonces hemos desarrollado nuevos equipos. Ahora contamos con Lucida, un escáner específico para relieves y obras de arte en general", detalla Bayod.

El resultado -pronostica- superará al facsímil del faraón niño que, reproducido con la exactitud de una micra, se exhibe desde 2014 en los aledaños de la casa del egiptólogo Howard Carter, a un tiro de piedra del Valle de los Reyes, en la sureña Luxor.

 

"El equipo nos permite obtener una mayor resolución y calidad de información. Estamos, además, combinando este sistema con otros complementarios que han avanzado en los últimos años como la fotogrametría, la técnica para extraer información tridimensional a partir de múltiples fotografías", indica el experto. La aventura arrancó lejos de la tierra de los faraones. El proyecto comenzó escaneando el sarcófago de alabastro translúcido hallado por Belzoni en la cámara funeraria del enterramiento. La pieza -con apenas cinco centímetros de grosor y pasajes del Libro de las Puertas talladas en su delgado esqueleto- fue enviada aReino Unido y -tras ser rechazada por el Museo Británico- fue adquirida por un coleccionista privado, Sir John Soane, que la instaló en su casa museo londinense.

Durante la primera fase, los técnicos de Factum Arte dispararon hasta 4.500 fotografías que serán ensambladas para lograr un único archivo. Los datos ayudarán, además, a restaurar digitalmente el sarcófago borrando las huellas del tiempo, el clima inglés y los intentos de rehabilitación. El pasado mayo, completado el ataúd, se inauguró la labor más ardua: capturar palmo a palmo las pinturas que recubren los muros de la KV17, como denominan los expertos a la tumba en la que se representa a Seti I junto a diferentes divinidades; se recrean episodios de los Libros de la Duat y la Vaca Divina o se revive la Apertura de la Boca, una ceremonia en la que se animaba la estatua o momia del fallecido abriendo la boca y los ojos para que el difunto pudiese comer y beber en la otra vida.

"Es una tarea compleja. Son 2.000 metros cuadrados que hay que documentar tomando fotos en pequeñas baldosas con un solapamiento de un 50%. Tenemos que controlar la iluminación y el color, editarlas y unirlas", reconoce el fotógrafoGabriel Scarpa, miembro del equipo desplazado a Luxor, a unos 700 kilómetros al sur de El Cairo. En las entrañas de la tumba -una sucesión de escaleras, corredores, salas y anexos- se ha desplegado un set formado por dos escáneres, cámaras, teleobjetivos, flashes de estudio y un equipo de iluminación que retrata hasta el más leve detalle.

"Es un proceso similar al que seguimos con un tapiz o un cuadro en un museo. Tenemos la ventaja de que la superficie de la tumba es mate pero los inconvenientes de los cortes eléctricos o las dimensiones de un lugar en el que, además, hay vigas sujetando algunas zonas que pueden derrumbarse», añade Scarpa. El hipogeo de Seti I (1290-1279 a.C.), el hijo de Ramses I y padre deRamses II que trató de mantener a Egipto como una superpotencia, permanece apartado de la ruta turística desde hace 25 años por el riesgo de derrumbe de la cámara funeraria -que luce un bello techo astronómico- y un anexo.

La última noticia de su posible regreso a la oferta del Valle de los Reyes apareció el pasado junio. El ministerio de Antigüedades egipcio anunció entonces que reabriría en noviembre las tumbas de Seti I y Nefertari al precio de 100 euros por entrada. "Lo que decidan hacer las autoridades locales con las tumbas originales está fuera de nuestro alcance pero lo que sí creemos es que la tecnología actual permite desarrollar unas réplicas que por su alta calidad y resolución contribuirán a la protección de estos monumentos. Es nuestra aportación a un turismo sostenible", esboza el arquitecto.

Según las estimaciones más halagüeñas, el escaneado concluirá en tres años. Será entonces cuando empiece la etapa de construcción de la réplica, que será instalada junto al doble de Tutankamón y fabricada en suelo egipcio. "La iniciativa conjunta con la Universidad de Basilea consiste además en un programa de transferencia del conocimiento. Queremos que sean los propios egipcios los que aprendan esta tecnología, documenten monumentos que se hallan en un estado de conservación crítico y lideren la producción de futuros facsímiles», señala el coordinador, impresionado aún por el alcance de su anterior escaneado.

El egiptólogo británico Nicholas Reeves propuso la existencia de dos estancias hasta ahora desconocidas tras los muros norte y oeste de la cámara funeraria de Tutankamón a partir del estudio de las fotografías en alta resolución firmado por el taller madrileño. "Su teoría fue posible porque observó la información sin la capa de color. Cuando tienes la oportunidad de ver algo con mucho detalle sin esa distracción, de repente empiezas a comprender mucho mejor la composición de la materia en esa zona concreta", arguye Bayod. Precisamente, la comunidad científica ha debatido el significado de la enigmática apertura que en la cripta de Seti I conduce a una sala toscamente excavada en la piedra.

Algunos estudiosos han planteado incluso que fuera el acceso a una cámara funeraria escondida. "No son los hallazgos el objetivo de nuestro estudio pero estaremos más que satisfechos si nuestra información puede resultar interesante para que expertos en Egiptología elaboren nuevas hipótesis. Las futuras generaciones siempre tendrán al alcance nuestro escaneado para seguir descubriendo nuevos detalles de monumentos tan impresionantes como éste", asegura el experto español.

Aplicación: Arte y cultura
País: España