La startup Rize desarrolla una impresora 3D que genera soportes antiadherentes

Redacción
Lunes, 01 Agosto 2016
La startup Rize desarrolla una impresora 3D que genera soportes antiadherentes

La startup norteamericada Rize presenta un innovador avance para facilitar la retirada de los soportes usados en la impresión 3D con tecnología FFF/FDM. Gracias al añadido de una tinta antiadherente, los soportes hacen su labor sin pegarse a la pieza.

Ubicada en Boston, Estados Unidos, Rize es un proyecto de veteranos de la impresión 3D provenientes de las antiguas Z Corp, Objet y Revit, que comenzó en 2014 y se ha nutrido de cuatro millones de dólares invertidos por Longworth Venture Partners y SB Capital. Su actual CEO es Frank Marangell, antiguo ejecutivo de Stratasys y ex-director de Objet en Norteamérica.

Aunque la empresa lo califica de un 'adiós al post-proceso', es evidente que esto es puro marketing, pero no deja de ser cierto que la eliminación de soportes sin dejar marca en la pieza es un gran avance.

En el sistema de Rize, los soportes son generados con el mismo material de construcción, una tendencia creciente en la industria para abaratar costes de maquinaria y materiales, así como aumentar la velocidad de fabricación. La otra opción es usar material soluble, para lo cual las impresoras 3D necesitan dos cabezales, dos materiales y sumergir la pieza varias horas en un líquido que disuelva el material de soporte sin afectar al material de fabricación. La principal desvetaja de usar el mismo material es que la retirada de los soportes puede ser difícil y a veces dejan desperfectos en la pieza.

La solución propuesta por Rize es ingeniosa y práctica. Se trata de aplicar una tinta antiadherente a la superficie de los soportes que estará en contacto con la pieza, de forma que el filamento extruido es colocado sobre el soporte, pero no se adhiere. Esto, junto a una buena disposición y geometría de los soportes hace que las piezas se generen con gran precisión, incluso en geometrías complejas.

La impresora 3D, que se llamará Rize One tendrá un tamaño de fabricación de 300x200x150 mm, un tamaño bastante reducido, y la altura de capa será de 250 micras, lo que tampoco le aportará mucho detalle en el eje Z, existiendo impresoras 3D 'de escritorio' que llegan a las 60 micras sin problemas. También han decidido ponere nombre a su tecnología -otro más para la larga lista-, y la llama APD, que se corresponde con "Augmented Polymer Deposition". El material será, como era de esperar, propietario de la firma, llamado Rizium One.

Otra particularidad de esta tecnología es que podrá imprimir con tinta sobre la superficie de la pieza. En las muestras se ven textos e imágenes, con una resolución limitada, realizados sobre las piezas.

La startup Rize desarrolla una impresora 3D que genera soportes antiadherentes

El software para manejar todo el proceso ha sido desarrollado también por la firma, el Rize Software, con el que se podrá controlar desde la generación de los soportes, hasta la impresión 2D.

La startup Rize desarrolla una impresora 3D que genera soportes antiadherentes

En cuanto al precio, está previsto que ronde los 25.000 dólares, lo que la sitúa en un rango similar a los modelos Dimension de Stratasys que se postulan como sus más directos competidores. Las primeras unidades serán llevadas a usuarios 'beta' este verano.

 

Etiquetado como: Rize, soportes, antiadherente