Voy a poner un ejemplo: imagina que acabas de tener un bebé, has decidido darle el pecho y colechar, pero resulta que a tu madre le da mucho miedo que duermas con el bebé ya que ‘es muy peligroso no vaya a ser que le vayas a asfixiar’ y además se va a ‘malacostumbrar y le vas a malcriar y no te lo vas a sacar de la cama hasta que sea adolescente’. El vínculo afectivo madre-hijo durante la infancia, determina nuestra personalidad. Se trata de dar ese paso inclusive con culpa al principio, es el precio que pagamos por ser quien verdaderamente somos, de eso se trata crecer y de eso se trata vivir. La relación con la madre es la más significativa en nuestra vida, la base sobre la que se construyen todas las demás relaciones. Si integramos y aceptamos lo que viene de nuestra madre, vamos a estar más relajadas y disponibles para acompañar a nuestros hijos durante su infancia. Cuando nuestra relación está en el lugar que es, no continuamos esperando que nuestra madre cambie porque no nos gusta su comportamiento ante determinada situación y abandonamos las expectativas de que viva su vida de manera diferente a como lo hace. Con la madre fuimos uno cuando estuvimos en su vientre y luego seguimos íntimamente unidos a ella durante la lactancia. cómo aceptamos sus miedos y respetamos su historia sin involucrarnos? Esta es una de las oraciones poderosas que le rezamos a la Virgen María, ya que ella nos puede ayudar a sanar aquellos problemas que tenemos con la madre.La madre está en nuestra vida para llenarnos de amor, de paz, de felicidad y muchas cosas más. Terapeuta en Salud Emocional. Ahora bien, y este es el mensaje que quiero trasmitir, las madres tienen también sus propias heridas y carencias de infancia, sus condicionamientos y limitaciones, sus dificultades para amar incondicionalmente y sostener al niño si ella misma no aprendió a sostenerse y valorarse. Hemos de darle voz, dejar que llore, que exprese sus miedos y necesidades, y también sus partes positivas, los sueños, deseos, intuiciones y creatividad, y abrazarlo todo literalmente. La relación con nuestros padres, es ciertamente, un punto vital a sanar para lograr la felicidad en el más amplio concepto. Perdóname porque no me es fácil saber y sentir quien eres realmente, porque a través de ti sólo veo a mi niña lastimada, porque sólo percibo dolor. Congelamos muchos de nuestros sentimientos y nos construimos una coraza defensiva para no sentir que no éramos amados como necesitábamos. Con la madre fuimos uno cuando estuvimos en su vientre y luego seguimos íntimamente unidos a ella durante la lactancia. La relación con nuestra madre, es el vínculo más importante que podemos tener con alguien y que puede marcar toda nuestra vida, para bien o para mal. Una empieza a darse cuenta de la complejidad de la maternidad cuando es madre, o al cabo del tiempo, al reconocer su parte femenina. Puedes ver también LAS HERIDAS DEL PADRE AUSENTE. Para poder sanar la relación con una madre, hay que partir de la comprensión de aquellos motivos que la hacen comportarse de tal manera. Artículo escrito por Yadday Hermoso, terapeuta en constelaciones familiares especializada en el vínculo madre-hija. El vínculo con la madre es fundamental para la supervivencia. Perdóname por hablarte de cualquier manera, por desconocer que tenemos un pacto, por herir tus sentimientos a partir de mis propias percepciones. Cuando uno no acepta a su madre no puede amarse ni aceptarse a sí mismo. Guarda mi nombre, correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Me perdono completamente porque yo no tengo manera de saberlo todo, porque soy tan inocente como tú. Muchas personas sufren de problemas físicos o emocionales, y logran detectar su origen, muchos casos están directamente relacionados con este tema y los conflictos que arrastran con su madre. Un hijo sólo puede estar en paz consigo mismo si se encuentra en paz con los padres, lo que significa que los acepta y los reconoce como son. Perdóname por nuestra historia juntas, por pretender cambiarla, por no superarla. Hola soy Mari Carmen García. Las heridas del niño y de la niña pueden ser por sobreprotección, por exceso de valoración y halago, por abandono, manipulación, comparación, miedo, rechazo, autoritarismo, exigencia, engaño, desconexión, abusos. Te bendigo. www.yaddayhermoso.com. Cuando logramos esto, como consecuencia inmediata, podemos estar disponibles para vivir una buena vida y ocuparnos de la crianza de nuestros pequeños, pero desde un lugar sano, donde los acompañamos sin buscar en ellos lo que no recibimos de nuestros padres. Esta página web usa cookies Tu madre es una mujer como tú, y tú con su historia y su bagaje hubieses sido tan imperfecta o perfecta como la percibes a ella. Aceptarlo todo como fue porque, esa fue nuestra experiencia, ese fue el aprendizaje familiar, lo que nos ha hecho ser lo que somos, nuestro legado completo. Quieres hacerlo pero preferirías que fuera con la aprobación y bendición de tu madre. Lo debes hacer sin interrupciones, y no te puedes levantar ni distraer hasta que termines, lo tienes que realizar enfocada y haciendo total conciencia, tienes que leerlo al mismo tiempo que lo escribes para que te estés escuchando. Hay niños buenos, niños obedientes, reprimidos, asustados, niños que tratan de agradar a su madre, niños que intentan ser perfectos, que niegan sus necesidades, niños que se refugian en la mente y niños que viven en el mundo de Disney para evitar sentir, hay niños rebeldes e insolentes que buscan llamar la atención que no reciben. © MATERNIDAD CONSCIENTE - Mónica Manso - Tel. Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios. A partir de aquí llega el momento de establecer nuestros propios valores que conectan con quien somos verdaderamente a la hora de criar a nuestros pequeños. Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. La relación con la madre es la más significativa en nuestra vida, la base sobre la que se construyen todas las demás relaciones. Hola No es posible decir: “esto lo tomo” y “esto lo rechazo”. Yo hago una reverencia ante tu ser de luz que es quien yo soy. En el módulo 3 de SHP trabajamos la relación con la madre en profundidad. Sólo debemos querernos lo suficiente como para que ese amor que nos tenemos no nos permita seguir castigándonos a través de … Muchas veces se actúa con los hijos justo al contrario de lo que se recibió… y también esto es perjudicial. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Recuerdo que los últimos meses de mi embarazo mientras realizaba la formación en constelaciones familiares y avanzaba en mi proceso personal, pensaba mucho en la importancia de estar en paz con la relación con mi madre y ocupar mi lugar dentro de mi familia (sistema familiar), no sólo por mí, sino también por la importancia directa que esto tenía para mis hijos.
40 Y 20 Serie Completa, Proveedores Chile Ropa, Mis 60 Años Letras, Estufa Electrica 2 Puestos éxito, Resetear Srs Xb21, Escogido O Escogido,