Si pasamos nuestra vida adulta ancladas en el juicio, seguimos perpetuando el dolor que se ha vivido generación tras generación. (+34) 609 343 631 (solo WhatsApp) De esta manera, añadiendo la idealización del padre, se aprende el patrón de rivalizar con las mujeres. Tu infancia, por difícil que haya sido, a la larga puede devolverte un gran regalo si tu trabajo sobre ti misma te hace ir hacia el corazón. Si hemos sido cuidados, protegidos, amados de forma incondicional, es posible que sintamos que tenemos derecho al amor, y transitemos con seguridad y esperanza por los caminos que nos trae la existencia. ¿Estaba sometida a tu padre? 08402. Quedar anclados en la queja hacia la madre que nos gustaría haber tenido y no tuvimos nos impide ver a la madre actual, destruyendo nuestras posibilidades de establecer una relación sana con ella. Yo, como madre, no he sido ni soy perfecta, igual que mi madre no lo fue conmigo. Además, de la relación que tenemos con ella (y, por extensión, con nuestro linaje femenino) también aprendemos el patrón de la relación que mantenemos con nosotras mismas, ya que es nuestro principal referente de feminidad, tanto a nivel consciente como inconsciente. Poner especial atención y hacer un trabajo de acompañamiento a nuestra parte interna que quedó anclada en la necesidad infantil es un buen paso para la sanación de la herida materna. Acepta el dolor, pues es un gran maestro que nos enseña quiénes somos y de qué somos capaces; y, una vez aceptado, trabájalo, para poder sanarlo. Sanar a la Madre interna es muy importante, ya que es nuestra puerta de entrada a la existencia. Quizás hoy, con el proceso terapéutico adecuado, puedas ir dándote cuenta de que dispones de las herramientas necesarias para construir una vida feliz. Agradecer lo que nos ha dado la vida es la forma más cálida y hermosa de juntar nuestros corazones. Granollers (Barcelona). Tomando consciencia de lo que debemos hacernos cargo de aquí en adelante y propiciar el espacio necesario para que las emociones fluyan. La niña que llevamos dentro es nuestra esencia en su estado más puro e inocente. Es importante saber y a la vez comprender que nuestra madre viene de otra madre, una mujer (nuestra abuela) igualmente herida y que probablemente también tuvo carencias de amor. La vida se encargará de distintas formas de recuperar el equilibrio y dar una salida a tu dolor. HuesoHueso danza butoh presenta. La Diosa ha vuelto. Ella está ahí, buscando amor y aceptación, anclada en la tristeza y el abandono o quizás cerrada ante la vida para no sentir las carencias y el dolor de la infancia que siguen vivos y latentes en nuestro presente. No será un camino fácil, pero si escuchamos nuestras Almas, abrimos nuestro corazón y enfocamos nuestra conciencia hacia lo sagrado… justo ahí, solo desde ahí, este viaje será posible. La reconstrucción de tu linaje femenino te hará recuperar tu energía y transformará tu vida y tu propia relación contigo misma y con los demás. Ámate, cuídate; ama tu cuerpo, capaz de dar vida. Sun, Dec 15 UTC-03 at HuesoHueso. Cuando te hayas cansado de negar la frustración y el dolor que anidan en ti y no te permitiste admitir, mira hacia tu interior… tu niña te está esperando. A menudo buscamos culpables para nuestra infelicidad, y miramos atrás, juzgando y reclamando de distintas formas lo que consideramos que nos faltó en la niñez. Forma parte del proceso terapéutico ir trabajando las escenas dolorosas de nuestra infancia, poder expresar el dolor que nos causaron, para así aceptarlas y sanarlas recuperando nuestra energía y poder encontrar la paz interior. Aunque seamos adultas, el estado emocional de nuestra niña interna intenta gobernar nuestra vida, y a veces nos hace reaccionar de forma instintiva, sin que entendamos exactamente qué nos ocurre. La Diosa ha estado exiliada durante siglos, y ahora recupera su trono. En muchas ocasiones, por desgracia, las madres están sumergidas en patrones internos no resueltos de su propia infancia, o atrapadas por un sistema de patriarcado que ha tapado sus bocas y su luz interior. De esta manera, la fuerza de la mujer y de la feminidad no nos llega como debería, quedando el patrón cortado en generaciones. Poner nuestra fuerza en romper con el patriarcado, dejar de hacernos daño, de juzgarnos, de no darnos permiso para brillar, de estar en competencia…. Nuestra madre no puede ni pudo satisfacer todas nuestras necesidades, ni ser como a nosotras nos gustaría que fuera. C/ Marià Sans, 19. Nuevamente gracias, PRESENCIAL: Por ello, trabajar la herida principal con la madre y vivenciando una actitud reconciliadora, nos permite abrir el corazón al amor, nos fortalece y empodera. Sanar la Herida Primaria para llegar a ser la madre o padre que tus hijos necesitan. Obsérvate con cariño y trata de conectar con esa Alma pura. El primer paso para empezar a sanar es, siempre, reconocer y aceptar nuestras emociones. O Scribd é o maior site social de leitura e publicação do mundo. Aceptar lo que fue para recuperar mi energía. Honrar lo femenino es un movimiento en alza. Y por último, pero no menos importante: el mayor respeto entre nosotras. Solo aceptando nuestro pasado podremos construir nuestro futuro. Cuestiones como éstas pueden interrumpir y dañar profundamente la relación materno-filial, causándonos dificultades a la hora de encarar nuestra vida adulta. ¿O tal vez pasaba todo el día fuera de casa, trabajando, y no podía dedicar el tiempo suficiente a sus hijos? Fundación Cambio Paradigma Recommended for you No existe regalo más grande que dar la vida; por tanto, poder llegar a sentir un agradecimiento sincero hacia este acto de amor nos proporciona una profunda calma interna.
El Marine Ver Online, Sinónimo De Autoridad, Antónimo De Esclavitud, Best Mp3 Player 2020, Distribuidores De Samsung, Proceso Digestivo Paso A Paso Pdf, Palabra Escritura En Inglés, Mortal Kombat 11 Kollection, Nombres Que Empiecen Con C Y Terminen Con E, Chapulín Sphenarium Purpurascens Pdf,