Hacia los años setenta la ya extendida masificación de la prensa mexicana, la convertía en una herramienta fundamental de difusión, no sólo de información, sino de ideas que participaban en la consolidación del imaginario posrevolucionario a lo largo del país. No obstante, en ocasiones la calidad de las jugadoras mexicanas resultaba suficiente para terminar superando a canadienses y estadounidenses en diferentes eliminatorias. [ Links ] Cfr. Käppeli, Anne-Marie, "Escenarios del feminismo", en Michelle Perrot y Georges Duby, Historia de las mujeres, Vol. A través de los dibujos se hizo patente que el espectáculo era también un productivo negocio que dejaba ganancias millonarias de las cuales no participaban las jugadoras.63 A demás de denunciar las corruptelas y manejos turbios que imperaban en el futbol amateur, las caricaturas exhibían también otra forma de objetivación de las mujeres, la de considerar que las futbolistas podían ser explotadas sin que protestaran, reclamaran o exigieran, probablemente creyendo que, en razón de su supuesta naturaleza poco despierta y lúcida, ni siquiera serían capaces de percibir el aprovechamiento que de su desempeño hacían los dirigentes del futbol. [ Links ]. Según el periódico El Día el gobierno de Paraguay declaró que "rechaza[ba] el futbol entre mujeres [pues] las mujeres que gustan de tirar puntapiés en el campo de futbol [ib]an contra su naturaleza femenina".38 Más radical aún en su posición fue "un país asiático cuyo nombre se reserv[ó] discretamente la Federación Internacional" que expresó tajantemente: "Dios nos libre de ellas".39 De todas las naciones integrantes de la FIFA sólo en 12 "se reconoc[ía] la existencia del futbol femenino".40 En América Latina lo aceptaban México, Guatemala, Argentina, Brasil y Venezuela; en Europa, Alemania, Italia, Francia y Suecia, entre otros; en África, Alto Volta (país que en 1984 cambió su nombre al de Burkina Faso); y China, en Asia. Tal es la representación que se hace de la famosa "Peque" Rubio, de la selección nacional67 o de la futbolista italiana que a la interpelación de un anonadado reportero que le pregunta "Que están ustedes listas pa' vencer a la selección mexicana? Por su parte Elsa Muñiz, considera que en toda sociedad se construye desde diversos terrenos sociales y discursivos una cultura de género específica, a partir de la cual se pretenden acotar las conductas de los sujetos de acuerdo a su sexo. 12 Lamas, Marta, "Cuerpo: diferencia sexual y género", en Debate Feminista: "Cuerpo y política", Vol. Así, lo que se espera socialmente de las conductas de mujeres es diferente respecto a las de hombres en razón de su cuerpo.14 De tal modo, la autora asegura que los discursos de género son una forma primaria de relaciones significantes de poder; es decir, que los patrones de conducta para cada sexo se van conformando, por un lado, a partir de estructuras simbólicas previamente establecidas por diversos aparatos discursivos y, por otro lado, en los procesos de negociación de espacios sociales que dichas estructuras posibilitan tanto a mujeres como a hombres para ubicarse en un espacio social determinado. Pero si realmente se piensa en estar a la par de las estadounidenses en el futuro, es necesario comenzar a planificar y trabajar de inmediato. Además de talentosas dentro de la cancha, las futbolistas mexicanas robarán nuestros corazones. Participaron alrededor de cuarenta estrellas del espectáculo, entre las que destacaban Susana Alexander, Angélica María, Lola Beltrán, Anel, Carmen Salinas, Chachita, Norma Lazareno, Virma González, Leonorilda Ochoa, Ela Laboriel, Magda Guzmán, Eugenia Avendaño, Delia Magaña, July Furlong, Ofelia Guilmain, Alejandra Meyer, Irma Serrano, María Victoria, Irma Dorantes, Cristina Rubiales, Julieta Bracho.41 Si bien el hecho de que mujeres del mundo de las artes participaran en las prácticas podría suponerse en demérito para la aspiración de profesionalizar el deporte femenino, no podemos dejar de considerar que aquellas figuras representaban lo más connotado del espectáculo mexicano y su presencia en el futbol, aunque fuera en carácter de aficionadas, adquiría un significado simbólico: por una parte, contribuía a marcar el inicio de una era en el que la práctica de cualquier deporte no resultara excluyente para las mujeres; por la otra, constituía una afirmación de la irrupción femenina en la esfera pública en ámbitos reservados al dominio masculino. Entonces asumían una posición de condescendencia pero a cambio exigían la afirmación de la belleza, la sensualidad, la ternura, esto es, la expresión de la feminidad era la única alternativa para hacer concebible la intrusión de las mujeres en el deporte. Pese al reconocimiento, el ambiente y el discurso en torno del futbol estaban dominados por consideraciones de género que rechazaban y repudiaban la participación de las mujeres por considerarlo una especie de atentado contra natura. La inercia de esa lucha, conocida como sufragismo o primera ola del feminismo,18 fue minando otros ámbitos sociales como el laboral, el legal y el educativo. 36., octubre 2007, pp.24-25. No obstante la desaprobación social generalizada –tanto de hombres como de las propias mujeres– la negativa de la mayoría de los gobiernos de apoyar la práctica y desarrollo del futbol femenino, y, otra vez, sin el reconocimiento oficial de la FIFA, se realizó en México el Segundo Campeonato Mundial de Futbol Femenil en 1971, en el que las mexicanas obtuvieron el segundo lugar frente a las campeonas danesas. La caricatura constituye el espacio en el que las posiciones de género se traslucen de manera más clara y evidente. 76 Durante la 1ª Copa FIFA, en 1991, Excélsior sólo le dedicó cuatro notas simples síntesis informativas (los días 17,18,19 y 22 de noviembre); en tanto, El Día –que para entonces había modificado su política editorial con respecto a los deportes, al restarle importancia y reducir a una página la sección–, ni siquiera mencionó el suceso. Ver más ideas sobre Mujeres, Mujeres guapas, Belleza mujer. Al igual que en la prensa escrita y en los reportajes fotográficos, en las caricaturas también imperaba una mirada tendiente a objetivar a la mujer futbolista, pero mientras en los primeros el discurso machista se encontraba latente, aflorando pese a las pretensiones de objetividad de los periodistas, en el recuadro de la sátira visual el caricaturista explotaba de manera consciente y provocadora el tema de la sensualidad y la sexualidad. Por otra parte, en una crónica del partido México contra Argentina, realizada el 15 de agosto de 1971, el mismo Barrenechea, en Excélsior, apuntaba: "Ni duda cabe, aquello fue un espectáculo agradable. En la primera vemos a una futbolista, de aspecto rechoncho y con un gesto de ingenuidad que raya en la simpleza, sosteniendo un balón mientras afirma que el deporte es apto para las mujeres pues les permite conservar "la línea" (caricatura 9: "No solamente es...").71. Véase Cano, Gabriela y Radkau, Verena, Ganando espacios. Ello fortalecía la idea de que la mujer debía ser madre antes que jugadora o, bien, que mezclar ambas actividades era incompatible en tanto que el deporte orillaba a las mujeres a desocuparse –y desentenderse– de la crianza de los hijos, actividad considerada esencial de su sexo. La Selección Mexicana Sub 17 hace apenas unos días finalizó en el segundo lugar del Premundial de Concacaf rumbo al Mundial Uruguay 2018, el cual se jugará entre noviembre y diciembre de este año. [ Links ], 16 Para finales de la década de los cincuenta ya existían equipos femeninos que practicaban el futbol en algunas regiones de México. [ Links ], 8 Véase los resúmenes de los temas tratados en cuatro Simposio de Futbol Femenino FIFA, llevados a cabo en Zurich 1992, Los Ángeles 1999, Los Ángeles 2003 y Shaghai 2007, disponibles en www.fifa.com. A través de la caricatura y de notas periodísticas analizaremos la construcción del discurso que en torno a las mujeres y su irrupción en el futbol elaboraron los diarios Excélsior y El Día en el contexto de los primeros campeonatos internacionales femeniles realizados en Italia (1970) y México (1971). Estas recomendaciones eran moneda corriente en las distintas publicaciones periódicas para mujeres; sirva como ejemplo el artículo "La maternidad y la belleza", Familia, 1ª quincena de mayo 1940, pp.
Qué Come El Oso Perezoso, Catálogo De Rifle, Cosecha De Naranja En Argentina, Repeticion Wrestlemania 20, Descargar La Ronda De Las Vocales, Programas De Fomento A La Exportación En México, Ruleta Juego De Mesa,