Mientras tanto, Diocleciano construyó fuertes al norte del Danubio,[147]​[148]​ en Aquincum (Budapest, Hungría), Bononia (Vidin, Bulgaria), Ulcisia Vetera, Castra Florentium, Intercisa (Dunaújváros, Hungría), y Onagrinum (Begeč, Serbia). El usurpador Sabino Juliano, el corrector Venetiae de Carino, se hizo con el control del norte de Italia y de Panonia tras la aclamación como emperador de Diocleciano. Buscaba que se le identificase con los reyes guerreros Ardacher I (r. 226-41) y Sapor I (r. 241-72), el mismo Sapor que había saqueado la ciudad romana de Antioquía y que había desollado al emperador Valeriano (r. 253-260) para decorar su sala de guerra. La ciudad se vistió de luto y sólo lograron ponerle freno mediante una declaración pública de que el emperador estaba vivo. Algo curioso porque Diocleciano es uno de los emperadores romanos que peor fama tienen históricamente, debido a la llamada Gran Persecución que aplicó a los cristianos. [166]​ Diocleciano pudo o no haber estado presente durante la batalla,[168]​ pero en cualquier caso rechazó rápidamente cualquier tipo de responsabilidad. [88]​ Durante la misma época, posiblemente en 287,[89]​[90]​ Persia renunció a sus reclamaciones sobre Armenia y reconoció la autoridad romana sobre el territorio al oeste y sur del Tigris, con lo que la parte occidental de Armenia quedó incorporada al imperio romano como provincia. Con estos registros y el derecho universal de los ciudadanos del imperio a la apelación, las autoridades imperiales probablemente tenían una gran cantidad de poder para obligar a que los jueces cumplieran sus obligaciones honestamente. [209]​ Por otro lado, la apostasía temporal de algunos cristianos y la entrega de las escrituras durante la persecución tuvo un importante papel en la aparición del donatismo. [281]​ Es muy probable que por esta época los registros judiciales comenzasen a ser relatos escritos de lo que se había dicho en el juicio, de forma que fuese más fácil para un superior determinar si había habido algún sesgo o conducta impropia por parte del gobernador en sus funciones. El prefecto tenía a su cargo a cientos de funcionarios y gestionaba asuntos en todas las áreas de gobierno: impuestos, administración, jurisprudencia, y pequeños asuntos militares. Numeriano, sin embargo, permaneció al mando del ejército en la parte oriental del imperio, en donde se encontraba también en campaña junto a su padre. [259]​, Para reducir la posibilidad del surgimiento de usurpadores locales al trono,[260]​ para facilitar una recaudación de impuestos y de provisiones más eficiente y para ayudar a hacer cumplir la ley, Diocleciano dobló el número de provincias desde cincuenta hasta casi cien. [147]​[163]​[161]​[164]​[165]​ Luego se dirigió al sur, hacia la Mesopotamia romana, en 297, en donde infligió una severa derrota a Galerio en la región ubicada entre Carrhae, en la actual Harrán (Turquía) y Callinicum, la actual ciudad siria de Raqqa,[147]​[163]​[166]​[167]​ en un lugar que según el historiador Fergus Millar probablemente estuviera cercano al río Balikh. Diocleciano dejó África poco después de formalizar el tratado, llegando a Siria en febrero de 299. [220]​[221]​, Galerio llegó a la ciudad algo más tarde ese mismo mes. Eso provocó un aumento de las contribuciones a costa de gravar en exceso al pueblo, lo que acentuó la tendencia a la servidumbre y a la vinculación a la tierra, prefigurando una situación que se generalizaría en el Medievo. Muchos apuntaron a la mano del prefecto Arrio Aper en ambos óbitos y, durante una asamblea de mandos militares, el jefe de la guardia creyó en aquel rumor, matando personalmente a Aper con su espada; inmediatamente los demás lo proclamaron augusto. A pesar de la inestabilidad de la moneda, la mayoría de impuestos podían recolectarse en dinero, aunque el cambio se modificaba para tener en cuenta la inflación. Diocleciano humilló públicamente a Galerio, obligándole a caminar durante una milla a la cabeza de la caravana imperial, vestido con el púrpura imperial. [143]​ Los emperadores de la tetrarquía eran más o menos soberanos de sus propias regiones, y viajaban con sus propias cortes imperiales, administradores, secretarios y ejércitos. [184]​, Diocleciano volvió a Antioquía en el otoño de 302. Las reformas más importantes que Diocleciano impulsó en el ámbito económico hacen referencia al establecimiento de un nuevo sistema fiscal basado en dos impuestos tradicionales. En sus políticas impuso un sistema imperial de valores sobre un pueblo provincial diverso y a menudo poco receptivo. [184]​[192]​[193]​ Además, y debido a que el maniqueísmo era apoyado por entonces en Persia, se añadían componentes políticos a los puramente religiosos o morales. Es más, Diocleciano fechó su reinado a partir de su aclamación por el ejército, y no por la fecha de ratificación por el Senado,[48]​ siguiendo la práctica establecida por Caro, que había declarado que la ratificación senatorial era una formalidad inútil. [210]​ Unos veinticinco años después del comienzo de las persecuciones el emperador Constantino I llegaría a ser el único emperador del Imperio y revertiría las consecuencias de los edictos retornando todas las propiedades confiscadas a los cristianos. [254]​, Diocleciano incrementó enormemente el número de burócratas dirigidos por el gobierno. Diocleciano (Cayo Aurelio Valerio Diocleciano; Salona, actual Croacia, h. 245 - Spalato, hoy Split, id., 316) Emperador romano (284-305). [241]​ Siguiendo con esa idea, en la propaganda imperial del periodo se pervierte la historia reciente y se minimizan los logros alcanzados para presentar a los tetrarcas como los verdaderos «restauradores». Se sitúa su nacimiento en torno al año 244 d.C. en Salona, la misma ciudad iliria de la costa dálmata, en la actual Croacia, a la que se retiraría, por lo que tampoco era romano de nacimiento (aunque no fue el único caso; por ejemplo, aquí vimos también el de Macrino). Volume XII: The Crisis of Empire, «L. Su gobierno era impopular, llegándose a alegar que Carino había maltratado al Senado y seducido a las esposas de sus oficiales. Los duces en ocasiones administraban dos o tres nuevas provincias, y tenían a su mando ejércitos que variaban desde los 2000 hombres hasta más de 20 000.
óvulos Canesten Precio, Modelos De Blusas Elegantes Para Dama, Fotos De Star Butterfly Triste, Norauto Batería 12x75, Bolsa De Trabajo Sanborns Monterrey, Almohada Biorytmic Spring Air Precio,