Robótica e Impresión 3D en Educación Primaria y Secundaria

Sección: Impresoras 3D

El IES Eduardo Valencia de Calzada de Calatrava se involucró en 2013 en una actividad formativa que implicaba una introducción a la Robótica y la programación coordinada por el famoso David Cuartielles, co-creador de la hoy universal placa educativa Arduino. La experiencia no pudo ser más satisfactoria. Bajo la coordinación del CRFPCLM, y gracias a la colaboración de la Fundación Telefónica, se dotó al centro con lo que entonces era un valiosísimo y costoso material que incluían cinco placas Arduino (muy difíciles de obtener por aquél entonces). Se adaptó el currículo previsto para 4º de Tecnología en Diversificación Curricular para que dichos alumnos pudieran participar en la actividad, en aras de participar en lo que sería la Primera Feria Tecnológica de Castilla-La Mancha. ¿Resultado?. Un grupo de alumnos teóricamente en desventaja desde el punto de vista competencial logró el Premio a la Creatividad en aquella ocasión.

Tan excelentes resultados empujaron al Departamento de Tecnología del centro a continuar explorando las posibilidades de aquel campo de experimentación durante la siguiente fase de esta actividad, que se desarrolló el curso siguiente. Durante uno de los grupos de trabajo que se celebraron por entonces, Antonio Gómez, uno de sus profesores, tuvo su primer contacto con la impresión 3D. Fue una especie de epifanía. Todas las posibilidades estallaron en su cabeza. Desde aquel día, nada fue igual en su práctica educativa. Desde entonces hasta hoy, los cambios han sido profundos, continuados, muy rápidos, y en muchos casos incluso espectaculares. Diseño e impresión 3D, programación, sistemas automáticos, robots... Y todo ello desde un enfoque de total interactividad con los alumnos. No sólo pueden tocar, jugar y trabajar con los sistemas físicos... DEBEN hacerlo. Al fin y al cabo, si algo se rompe... ¡Puede volver a IMPRIMIRSE!.

Se trataba de una actividad pionera en Castilla-La Mancha. Los centros que cumplieran con los requisitos de tamaño y cantidad de matrículas adecuados serían dotados con todo lo necesario para construir su propia impresora 3D, un modelo Prusa, bajo la filosofía Open Source que ha desembocado en lo que hoy se conoce como impresoras RepRap. No fue el caso del Eduardo Valencia, un centro ciertamente demasiado pequeño para poder aspirar a esta oportunidad. Sin embargo, Antonio Gómez, uno de sus profesores, aceptó la oportunidad de poder participar como oyente en la primera reunión, una especie de puesta en común coordinada por Juan Manuel Amuedo. Aquel día, los profesores de los centros beneficiados, acompañados por los oyentes admitidos, recibieron el kit de fabricación de su impresora 3D, y se dedicaron a  montarla, asesorados por Amuedo y sus colaboradores.

Fue sólo cuestión de meses que el centro invirtiera recursos propios para dotar al Departamento de Tecnología de uno de aquellos famosos kits. Cierto es que había que confiar en que tanto Gómez como Félix Villanueva (el otro componente del Departamento) fueran capaces de montar tal laberinto de componentes. Era una apuesta arriesgada. Y el equipo directivo acertó con su apuesta. Nació E.V.A. (Ente Viral Autorreplicante), la primera impresora 3D en Calzada de Calatrava, y una de las primeras en la provincia de Ciudad Real.

* La información sobre esta experiencia educativa con la impresión 3D puede leerse en el siguiente enlace a la revista de participación, investigación y documentación educar en clm  (educar en Castilla La Mancha):

http://educarenclm.castillalamancha.es/content/rob%C3%B3tica-e-impresi%C3%B3n-3d-en-educaci%C3%B3n-primaria-y-secundaria

Etiquetado como: