QUALI-AM / Estrategias para la certificación de los procesos de fabricación aditiva para su uso extensivo en la industria

Sección: Impresoras 3D

El objetivo principal del proyecto QUALI-AM es la certificación de procesos, limitado a las aleación de Ti64, procesadas con las tecnologías de fabricación aditiva (FA) específicamente la tecnología conocida como Electron Beam Melting (EBM) para sectores altamente regulados como son sector aeronáutico y sector médico, de modo que luego sus resultados sean extensivos a los demás sectores industriales. En la actualidad, existe una falta de madurez en las tecnologías de fabricación aditiva, en cuanto a diseño, especificaciones de proceso, estandarización y certificación.

Estrategia para la certificación:

• Cuando todas las variables de un proceso de fabricación son fijas, dicho proceso de fabricación se convierte en estable y controlado. Las propiedades mecánicas que se obtienen son conocidas y suficientemente invariables. Una vez alcanzado este punto, es posible la predicción del comportamiento de las piezas fabricadas con FA y se dispone de los datos requeridos para un correcto diseño de las piezas.

• El establecimiento de unas especificaciones de proceso es clave para la validación y control de todos los puntos críticos de la cadena de valor, desde la materia prima, consumibles, parámetros del proceso hasta un criterio de validación de piezas basado en ensayos tanto destructivos como no destructivos para asegurar la integridad de las piezas.

• Una vez se han establecido las especificaciones de procesos y se tiene control de los aspectos clave identificados en toda la cadena de valor, es posible establecer los datos de diseño para la validación de estas especificaciones: Condiciones de material, establecimiento de bases de datos específicas para estos materiales que contemplen la anisotropía evaluada, validación de las herramientas de predicción para estas tecnologías y validación de los post procesos teniendo en cuentas las particularidades de estas tecnologías.

• Finalmente, las especificaciones de proceso establecidas y validadas deben ser garantizadas mediante un sistema de control de la calidad que deberá ser revisado por los sectores que sean usuarios de estas tecnologías.

Siguiendo esta estrategia de certificación, las tecnologías de fabricación aditiva pueden ser consideradas dentro de los procesos productivos para la obtención de piezas metálicas en las empresas. Para la implementación de esta estrategia de certificación se han realizado diferentes actividades para subsanar las incertidumbres detectadas para el uso de estas tecnologías en los sectores industriales.

Esta publicación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, la Generalitat Valenciana, el Instituto Valenciano de Competitivdad Empresarial y el Instituto Tecnológico Metalmecánico (Aimme) puede consultarse en el siguiente enlace:

https://aimme.com/wp-content/uploads/RESULTADOS-PROYECTO-QUALI-AM-b.pdf

Etiquetado como: