mClon, robot para talleres prácticos de Tecnología

Sección: Impresoras 3D

Unos makers (fabricantes caseros) y profesores de tecnología de Vigo han ideado cómo producir por 20 euros el clon del robot comercial que usan muchos institutos de Secundaria para hacer prácticas, según informa La Voz de Galicia.

El autómata original, mBot de MakeBlock, cuesta casi cien euros y, debido a su precio, no hay suficientes unidades disponibles para cada grupo de 25 alumnos. El clon, bautizado como mClon, sólo vale 20 euros y un profesor con un bajo presupuesto puede comprar las piezas para fabricar diez unidades, que luego montan sus alumnos.

Su aspecto es el de un coche de grandes faros con los cables por fuera, pero funciona. El prototipo del clon se lanzó en abierto en octubre de 2018 y ya suma cientos de copias. Lo replican profesores de Galicia, Valencia, Zaragoza, Barcelona, Andalucía y de países como Argentina, Brasil y Portugal. En la red social Telegram tiene cien seguidores y 30 profesores han ido a aprender a montar un clon en los obradoiros del colectivo maker vigués A Industriosa.

Una impulsora de la idea es María Loureiro, profesora del IES Primeiro de Marzo de Baiona y una maker de A Industriosa. El 9 de febrero de 2019 presentó el mClon en el Congreso Nacional de Tecnología celebrado en Málaga. Un vídeo promocional define al autómata made in Vigo como un robot educativo con programación abierta. La máquina rueda por un circuito, frena al detectar una lata de refresco y su brazo mecánico la aparta.

«Non fabricamos robots, compartimos o coñecemento (material necesario, pasos que hai que dar na montaxe, probas de funcionamento, prácticas e retos de programación). Con esa información aberta calquera persoa pode montarse o seu robot. Temos noticias de mClons montándose en moitos institutos tanto de Galicia como do resto do estado e doutros países», dice María Loureiro. Recalca que los ingenios comerciales «xa veñen feitos e co clon o alumno ten que empezar a montalo de cero».

Esta máquina se basa en software libre y profesores fueron capaces de crear su propia versión made in Vigo y difundir los planos para que los alumnos los construyesen ellos mismos, además de programarlos. Tanto el original como su clon son compatibles.

Muchos profesores de bachillerato fabrican la versión viguesa porque es tan barato que cada par de alumnos puede tener su propio robot para hacer prácticas, ya sea el comercial o su clon. «Non pretendemos gañar cartos con este proxecto, senón aportar á comunidade, especialmente ao profesorado de tecnoloxía de secundaria, un recurso co que traballar a robótica e divertirse e aprender con ela. Non é unha copia senón unha achega. Non resta, suma», dice Loureiro. Insiste en que los alumnos aprenden más porque trabajan duro para construir su mClon desde cero, lo que incluye el diseño e impresión de piezas y la conexión electrónica.

El proyecto sigue abierto para ampliar la máquina según las necesidades. Los alumnos pueden mejorar los diseños 3D, ampliar el robot con nuevos sensores y actuantes, añadirle funcionalidades y cualquier innovación que ingenien los estudiantes puede incorporarse al proyecto.

El material de las estructuras y la placa electrónica del mClon se compra en las tiendas on line. Luego, el chasis y las ruedas hay que imprimirlos en 3D, equipos que ahora tienen todos los institutos gallegos. Luego los alumnos montan al autómata con un destornillador. Incluso hay gente que hace su propia versión mClon customizada, añadiéndole tiras de led al chasis, rayos láser, sensores de ultrasonidos o alimentándolo con dos pilas. Otro hizo su versión a lo Batmóvil.

Toda la información está disponible en:

https://tecnoloxia.org/mclon/que-e-mclon/

donde el usuario puede ver los planos.

Etiquetado como: