'Gold nanoparticles embedded in a polymer as a 3D-printable dichroic nanocomposite material' ( Nanopartículas de oro incrustadas en un polímero como un material de nanocompuesto dicroico imprimible en 3D)

Sección: Impresoras 3D

Vittorio Saggiomo y sus colegas de la Universidad de Wageningen & Research (Países Bajos) crearon una copa a partir de una mezcla de nanopartículas de oro con citrato, un derivado del ácido que hace que los limones se vuelvan ácidos. El objetivo fue conseguir un líquido dicroico; es decir, uno que cambie de color en diferentes condiciones de iluminación.  Luego se eligió un plástico transparente imprimible en 3D para que se disuelva en el líquido antes que la solución anterior se seque. Lo último consistía en darle a la mezcla completa la forma deseada a través de una impresora 3D.

Como se menciona en el inicio, existen dos posibilidades: que la copa se vuelva color púrpura o marrón. El primer caso sucede cuando la luz atraviesa el material; esto se debe a que los electrones en la superficie de las nanopartículas de oro absorben la luz en ciertas longitudes de onda, pero permiten que la luz violeta atraviese el plástico.Por otro lado, las nanopartículas también dispersan la luz, reflejándola de vuelta con una longitud de onda diferente. Por esa razón, cuando la copa es iluminada desde otra dirección aparenta ser de color marrón.

Saggiomo menciona que, a diferencia de los objetos tinturados tradicionalmente, el material que consiguió junto a sus colegas no perderá su color. “Puedes usarlo afuera, incluso ponerlo bajo el sol, durante cien años”, expresa para NewScientist.El equipo además menciona que su método podría emplearse a la hora de fabricar filtros impresos en 3D que no se deteriorarán con la luz solar. También creen que podrían usarse en sensores ópticos que dejan pasar ciertas longitudes de onda o para concentrar la luz en paneles solares.

*Más información, en el siguiente enlace:

https://www.beilstein-journals.org/bjnano/articles/10/43

 

Etiquetado como: