Este servicio es capaz de replicar órganos y patologías gracias a la impresión 3D

Redacción
Jueves, 08 Octubre 2020
Este servicio es capaz de replicar órganos y patologías gracias a la impresión 3D - impresoras 3D

Las tecnologías de fabricación aditiva en el campo de la medicina personalizada están avanzando a pasos agigantados. Muchos son los investigadores que han desarrollado proyectos para la bioimpresión de órganos humanos adaptados a la necesidades de cada paciente. Sin embargo, recientemente salió la noticia de un servicio de impresión 3D desarrollado por AIJU, para replicar órganos y patologías concretas con una precisión ultra realista. Esta solución, pionera en Europa, simula el comportamiento de diferentes tejidos y texturas a partir de resonancias magnéticas (MR) o tomografías (TC). ¿El objetivo? Obtener mayor información en el estudio del paciente, lo cual permitiría reducir las posibles complicaciones en quirófano, así como los tiempos de intervención.

El Centro Tecnológico AIJU, fundado en 1985, cuenta con más de 580 empresas asociadas en multitud de sectores. En la actualidad ofrecen servicios en las áreas de I+D para el desarrollo de productos, materiales innovadores, etc. Con más de 15 años de experiencia en fabricación aditiva por PolyJet, presentó el pasado 22 de septiembre, durante la feria ADDITIV Digital, su servicio “Digital Anatomy Printer”, dedicado a la réplica de órganos y patologías de precisión ultra realista. La innovadora solución fue posible a través de la J750 DAP del fabricante Stratasys, una máquina única en Europa, por el momento.

¿Replicar órganos y patologías ultra realistas?

La tecnología de Stratasys permitió al centro tecnológico la réplica de biomodelos que simulan el comportamiento de distintos tejidos, texturas o patologías, como por ejemplo vasos sanguíneos, huesos y órganos blandos. Éstos son obtenidos a partir de resonancias magnéticas o tomografías de los pacientes. Así, el servicio de AIJU y la tecnología 3D pueden ofrecer una evaluación tridimensional clínica sobre un amplio rango de patologías reales, así como validar el rendimiento de un dispositivo médico concreto. Este método podría empezar a aplicarse en hospitales, organizaciones de innovación en la salud, clínicas especializadas y facultades de medicina.

Estos biomodelos con háptica realista ayudan a mejorar la destreza de los médicos a la hora de intervenir, o probar las capacidades de nuevos dispositivos médicos, sin generar riesgos reales sobre los pacientes. Además reducirían la dependencia, costes e inconvenientes de los laboratorios en la realización de prácticas para estudiantes. En este contexto, Nacho Sandoval, ingeniero responsable de fabricación aditiva y prototipos, explica: “Desde la puesta en marcha en febrero de la última impresora específica para este servicio e incluso pese a la grave situación que ha padecido el sector sanitario con la COVID-19, ya estamos realizando la impresión de modelos test para distintas aplicaciones concretas en áreas de cardiología, traumatología, oncología y neurocirugía con valoraciones muy positivas que ya están planteando nuevos proyectos futuros”.

Este servicio ofrece una nueva visión de la medicina quirúrgica a otro nivel de personalización mucho más avanzado. Sin duda esto podría cambiar la concepción del estudio de los pacientes ofreciendo multitud de beneficios gracias a la fabricación aditiva. Sandoval concluye: “Si mejora la situación en la que nos encontramos y es posible dedicar mayores recursos a I+D en el sector médico, posiblemente en unos años, la impresión 3D de modelos anatómicos será un recurso más totalmente implantado en el Sistema de Salud al servicio de nuestros grandes profesionales sanitarios”. Puedes encontrar más información sobre AIJU en su sitio web.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina, Tecnología