Los riesgos de la impresión 3D de metal y mediante FDM

Redacción
Lunes, 08 Junio 2020
Los riesgos de la impresión 3D de metal y mediante FDM - impresoras 3D

En los Estados Unidos, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) acaba de publicar varias pautas relacionadas con la fabricación aditiva de metal y FDM, con el objetivo de proteger a los usuarios que manejan estas tecnologías. Por ejemplo, enumera todos los riesgos potenciales asociados con ambos procesos, como la liberación de compuestos orgánicos volátiles (COV) o el manejo de superficies de alta temperatura. Las recomendaciones también enumeran el posible equipo de protección que se usará durante la preparación y finalización: máscaras, guantes, batas, etc. Esencialmente, estos son consejos prácticos que se deben implementar para reducir los peligros asociados con la impresión 3D.

NIOSH es una organización estadounidense cuyo objetivo es publicar consejos y recomendaciones para evitar accidentes y enfermedades ocupacionales. Dado que la fabricación aditiva se utiliza en multitud de empresas y fábricas, los empleados y usuarios de la tecnología deben protegerse, independientemente de la máquina utilizada. El INRS ya había publicado un informe sobre los peligros del uso de polvos metálicos en la impresión 3D. Con estas nuevas pautas, la organización estadounidense también se centra en los riesgos asociados con la impresión 3D FDM, además de los procesos de lecho de polvo metálico. Se centra en 5 puntos en particular: caracterización de riesgos potenciales, manejo alrededor de la máquina, controles técnicos, controles administrativos y, finalmente, equipo de protección personal.

Consejos y precauciones para la impresión 3D FDM

Como ya sabemos, el proceso de extrusión libera COV, algunos de los cuales pueden ser tóxicos para nuestra salud. La mayoría de las máquinas actuales incorporan soluciones de filtración potentes, pero NIOSH recomienda mantener la impresora lejos de otras actividades laborales y reducir la cantidad de tiempo que pasamos cerca de ella. Fomenta el uso de PLA en lugar de ABS, pero también fomenta el uso de materiales compuestos.

Por parte del usuario, manipular la placa calefactora, la extrusora, la boquilla, etc. aumenta necesariamente el riesgo de exposición: la compañía estadounidense recomienda limitar al mínimo el número de personas que realizan estas acciones. Deben publicarse instrucciones claras en la empresa; por ejemplo, no comer ni beba cerca de la máquina. Finalmente, se debe usar algún equipo de protección personal al manipular la impresora 3D.

Consejos y precauciones al usar polvo de metal

Sabemos que manipular polvos metálicos puede ser un riesgo para la salud, por lo que es necesario protegerse. Los láseres también son un peligro potencial (control de temperatura, radiación láser, longitud de onda, etc.), al igual que las explosiones y los riesgos de incendio. Por lo tanto, es importante mantener la máquina lo más alejada posible de otras actividades, para tener una solución de filtración adecuada y un sistema de extinción de incendios.

Al manipular polvos, la carga y el tamizado siempre deben realizarse en un entorno cerrado, así como los pasos de postprocesamiento, ya que el polvo libre es muy fino y fácil de esparcir. NIOSH recomienda colocar tapetes adhesivos alrededor de todo el área de trabajo para evitar que el derrame accidental de polvo se mueva en cualquier dirección. Al igual que con los procesos FDM, es importante limitar el uso de la máquina a unas pocas personas que estén familiarizadas con las reglas de la impresora. NIOSH brinda más consejos, por lo que os invitamos a descubrirlos en su sitio web, AQUÍ. ¡Esto te permitirá verificar tu correcta actividad, tu equipo y ver si has reducido los riesgos potenciales al mínimo!

*Créditos foto de portada: GE Additive

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina, Tecnología