Estas microagujas impresas en 4D reducen los riegos de las inyecciones convencionales

Redacción
Lunes, 20 Abril 2020
Estas microagujas impresas en 4D reducen los riegos de las inyecciones convencionales - impresoras 3D

Varios ingenieros de la Universidad de Rutgers han utilizado la fabricación aditiva para crear agujas diminutas que podrían sustituir las agujas hipodérmicas convencionales. Como vimos, la impresión 4D es toda una revolución tecnológica, ya que incorpora materiales inteligentes que se pueden programar para cambiar de forma una vez se han impreso. Aprovechando las ventajas de esta tecnología, un grupo de ingenieros la han utilizado para lanzar una solución contra las dolorosas agujas con las que inyectamos fármacos u obtenemos muestras de sangre.

Las agujas hipodérmicas convencionales se usan principalmente en hospitales y laboratorios para tratar a pacientes. Sin embargo, a veces pueden causar dolor, cicatrices o incluso plantear un riesgo de infección. Esto también afecta a personas con diabetes, que suelen tomarse muestras de sangre varias veces al día para controlar el nivel de azúcar. Sin embargo, según un estudio de la revista Advanced Functional Materials, estas microagujas que han desarrollado podrían llegar a sustituir a las agujas convencionales en el futuro. De nuevo, la impresión 3D avanza a pasos agigantados en el sector médico.

Propiedades de las microagujas impresas en 4D

Inspirados en cómo los parásitos y las abejas se adhieren a los tejidos, estos ingenieros desarrollaron las microagujas con púas mirando hacia atrás, lo que mejora la fijación cuando se insertan en la piel. Las principales ventajas de estas agujas es que son fáciles de usar, son cortas, delgadas, mínimamente invasivas y reducen tanto el riesgo de infección como el dolor que pueda causar. Según Howon Lee, autor principal del proyecto: “Creemos que nuestra matriz de microagujas impresas en 4D permitirá un uso más robusto y sostenido de microagujas mínimamente invasivas, indoloras y fáciles de usar para la administración de medicamentos, la curación de heridas, la biodetección y otras aplicaciones en tejidos blandos”.

En el proyecto, los ingenieros de Rutgers utilizaron una combinación de microimpresión 3D e impresión 4D para crear las púas. Tras la fabricación, se probaron con una muestra de tejido muscular de un pollo y mostraron resultados prometedores: la microaguja impresa era 18 veces más fuerte. Esto superó las muestras reportadas previamente, resultando en un suministro de medicamentos más estable y robusto, además de una mejor recolección de biofluidos y biodetección, según el estudio.

De esta forma, las microagujas creadas con fabricación aditiva podrían desempeñar un papel importante en las aplicaciones de biodetección. Podrían llegar a detectar ADN, enzimas, anticuerpos y otros indicadores de salud. Para los pacientes con diabetes, las microagujas podrían ofrecer una técnica menos invasiva al someterse a muchas muestras de sangre. Puedes encontrar más información sobre el estudio, aquí.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina, Tecnología