Un nuevo método de impresión 3D láser de alta precisión, desarrollado por EPFL

Redacción
Miércoles, 18 Marzo 2020
Un nuevo método de impresión 3D láser de alta precisión, desarrollado por EPFL - impresoras 3D

En EPFL, los investigadores han desarrollado un nuevo método de impresión láser 3D de alta precisión para fabricar objetos pequeños y blandos. El equipo de investigadores en Lausana, Suiza, explicó que esta nueva tecnología podría tener aplicaciones en una amplia gama de campos, incluida la bioimpresión. Una de sus ventajas sobre los métodos existentes es su capacidad para imprimir diferentes texturas dentro del mismo objeto. Esto podría usarse para fabricar tejidos, órganos, audífonos y protectores bucales, por ejemplo. Para llevar el sistema al mercado, una empresa spin-off, Readily3D seguirá desarrollando la tecnología.

El proceso utilizado por los investigadores de EPFL se considera como fabricación aditiva, aunque no utiliza el enfoque típico de capa por capa. En cambio, se forman puntos sólidos paso a paso para crear el objeto a partir de un polímero líquido translúcido. Esencialmente, el polímero líquido se agrega a una plataforma giratoria, que luego es golpeada por un láser. Paul Delrot, CTO de Readily3D explica: "El láser endurece el líquido a través de un proceso de polimerización. Dependiendo de lo que estemos construyendo, usamos algoritmos para calcular exactamente dónde necesitamos apuntar los haces, desde qué ángulos y a qué dosis".

 

Impresión láser 3D de alta precisión para aplicaciones médicas

Además de poder fabricar objetos blandos con diferentes texturas, esta tecnología también puede crear piezas muy pequeñas y precisas en muy poco tiempo. Actualmente, el sistema es capaz de hacer estructuras de 20 mm con una precisión de 80 µm, aproximadamente lo mismo que el diámetro de un pelo de cabello. El equipo explicó que a medida que trabajan en el desarrollo de nuevos dispositivos, deberían poder construir objetos mucho más grandes con la misma precisión, potencialmente hasta 150 mm.

Algunos ya han probado la tecnología y los resultados parecen prometedores. En un caso, el proceso se utilizó para crear plataformas cargadas de células, en los que pueden desarrollarse en un entorno 3D sin presión. Los investigadores se unieron con un cirujano para probar arterias impresas en 3D hechas con la tecnología. El CEO de Readily3D, Damien Loterie, comentó que "los resultados fueron extremadamente alentadores". Además, Christophe Moser, que dirige el Laboratorio de Dispositivos de Fotónica Aplicada (LAPD) donde se inició la investigación, comentó: "El proceso también podría usarse para construir rápidamente pequeñas piezas de silicona o acrílicas que no necesitan acabado después de la impresión".

Tendremos que mantener nuestros ojos abiertos a las aplicaciones que pueden surgir de dicha tecnología. Por ahora, puedes encontrar el documento de la investigación, que se publicó en Nature Communications, AQUÍ.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Industria, Tecnología