Salas de aislamiento impresas en 3D para evitar la expansión del coronavirus

Redacción
Lunes, 16 Marzo 2020
Salas de aislamiento impresas en 3D para evitar la expansión del coronavirus - impresoras 3D

En estos días es difícil perderse el brote de coronavirus: el virus Covid-19 está afectando a más y más personas en todo el mundo. Si bien la enfermedad se está extendiendo principalmente en China, está llegando gradualmente a Europa, particularmente a Italia, donde 52,000 personas han sido puestas en cuarentena. En la actualidad, se estima que casi 130,000 personas están afectadas, el 97% de las cuales se encuentran en China; el país enfrenta una situación extrema y debe organizar su sistema de salud para tratar a la mayor cantidad de personas enfermas posible. Al menos en Xianning, parece que la fabricación aditiva ha facilitado esta reorganización: Winsun ha impreso en 3D varias casas de aislamiento para acomodar a las personas en cuarentena y al personal médico y así aliviar los hospitales sobrecargados.

El uso de la impresión 3D en la construcción no es algo nuevo y tiene muchas ventajas, incluida la posibilidad de proporcionar una solución alternativa en una situación de crisis. Al ser más rápido, este método de fabricación permite crear viviendas temporales en caso de emergencia, independientemente de la zona. Por ello, la empresa Winsun ha utilizado su tecnología de impresión 3D para abordar esta crisis global por el coronavirus. Originalmente, estas pequeñas casas estaban destinadas al sector turístico: ya que son fácilmente desplegables en cualquier lugar.

 

La impresión 3D podría aliviar la carga de los hospitales

Winsun dice que pudo imprimir en 3D las paredes de 15 casas en la ciudad de Xianning en solo 24 horas, un tiempo de impresión de menos de 2 horas para cada casa. Se utilizó un proceso de extrusión: el brazo robótico, montado sobre rieles instalados alrededor del sitio de construcción, deposita capas sucesivas de hormigón que se endurecen rápidamente para garantizar la estabilidad. Cada pequeña casa tiene una superficie de 10 metros cuadrados, una altura de 2,8 metros y fue diseñada para alojar a las personas en cuarentena por el coronavirus, y así aliviar la sobrecarga de los hospitales, pero también del personal médico. Según Winsun, todas las instalaciones tienen duchas, aire acondicionado e inodoros, cumplen con los estándares de aislamiento requeridos y pueden acomodar a dos personas.

Las casas parecen haber sido impresas en 3D con un material más ecológico, lo que podría aumentar la durabilidad de cada construcción. Ma Yufeng, Gerente de Winsun, explica: “Utilizamos materiales reciclables como arena y escombros de construcción, es decir materiales sostenibles con el medio ambiente. Cuando se trata de seguridad, las construcciones son al menos dos veces más fuertes que las construcciones de hormigón tradicionales”. Sin embargo, es difícil saber si estas casas serán tan sólidas y estables como las convencionales, ya que no se han probado antes.

 

Cada construcción ascendería a $4,000, costes a cargo del propio fabricante Winsun. La compañía ya ha anunciado la impresión 3D de 200 casas adicionales para las cuales actualmente se están recolectando donaciones. Puedes encontrar más información en el sitio web del fabricante, aquí.

Categoría: Impresoras 3D