El equipo ETSEIB Motorsport utiliza la impresión 3D para piezas finales de su vehículo

Redacción
Jueves, 20 Febrero 2020
El equipo ETSEIB Motorsport utiliza la impresión 3D para piezas finales de su vehículo - impresoras 3D

Gracias a la fabricación aditiva, piezas como los conductos de refrigeración de frenos pueden personalizarse para cada circuito, garantizando el mejor rendimiento del automóvil independientemente de las condiciones externas. Formado por estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Barcelona (ETSEIB) y de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB), el equipo ETSEIB Motorsport se centra en diseñar y construir dos coches de carreras con los que compiten en el torneo Formula Student contra equipos de todo el mundo. Sus dos vehículos son 100% eléctricos, uno de ellos conducido por un piloto y el otro sin conductor.

Al ser un equipo de estudiantes, el presupuesto para el desarrollo y la construcción de sus automóviles es muy limitado, y sus miembros siempre están buscando nuevos métodos de fabricación que les permitan obtener las soluciones más baratas sin comprometer la calidad, que, cuando hablamos de coches de carreras, puede marcar la diferencia entre la victoria y un accidente desastroso.Es así como los ingenieros del grupo comenzaron a investigar las posibilidades de la impresión 3D para producir algunas de sus piezas, una tecnología que han terminado por incorporar completamente gracias a sus excelentes resultados. ETSEIB Motorsport utiliza actualmente la fabricación aditiva para manufacturar conductos de refrigeración para los frenos, personalizados para cada circuito en el que compiten y fabricados en PAHT CF15.

PAHT CF15, el material ideal gracias a su resistencia y rigidez

En su lugar, la opción elegida por el equipo de ETSEIB Motorsport ha sido imprimir en su BCN3D Epsilon cada uno de los tres conductos que utilizan normalmente. Estas piezas deben ser rígidas, para no doblarse durante su uso debido a la fuerza del aire, y también deben soportar temperaturas de trabajo de hasta 100ºC. Es por eso que esta pieza se fabrica en poliamida de alta temperatura reforzada con fibra de carbono (PAHT CF 15), un material que permite trabajar a temperaturas continuas de 150ºC (con una temperatura máxima de 180ºC), lo que garantiza su estabilidad dimensional durante el uso.

Este material ofrece un módulo de Young de 8.3GPa, que proporciona suficiente rigidez para su uso y resistirá los impactos de piedras u otras partículas durante el transcurso de la carrera. Gracias a la impresora de BCN3D, que incorpora un filtro HEPA y un filtro de carbón activo, el PAHT CF 15 puede imprimirse de manera fácil y segura para lograr una pieza de uso final que funcione perfectamente.

Puedes encontrar más información aquí.

Categoría: Impresoras 3D