Desarrollan resina de impresión 3D a raíz del aceite usado de McDonald's

Redacción
Viernes, 14 Febrero 2020
Desarrollan resina de impresión 3D a raíz del aceite usado de McDonald's - impresoras 3D

En la Universidad de Toronto, un equipo de investigadores recolectó aceite usado para freír de un McDonald's cercano y lo convirtió en resina de impresión 3D biodegradable de alta resolución. Para un litro de aceite ya utilizado, se obtuvo 420 ml de resina líquida con la que imprimieron en 3D varios modelos de mariposas. Con la impresión, la resina creada no se desmoronaba y no se derretía por encima de la temperatura de la habitación. El proyecto muestra claramente cómo se pueden utilizar las tecnologías 3D para restaurar el valor de nuestro desperdicio de alimentos.

Además del hecho de que no es saludable, el aceite para freír también causa algunos problemas ambientales a nuestro planeta, especialmente después de ser usado. Lo tiramos en nuestros sumideros y provoca la obstrucción de las tuberías debido a la acumulación de grasa. Sin embargo, hay ciertas iniciativas para reciclarlo y darle otro uso: McDonald's se comprometió a reutilizar su aceite para crear biocombustible. Se procesan un total de 35,000 litros cada mes, lo que ahorraría 420,000 litros de petróleo crudo por año. Proyectos como este pueden atraer la atención a estos temas, a menudo olvidados por los consumidores.

 

¿Cómo se crea la resina para impresión 3D, a partir del aceite usado de McDonald's?

Los profesores de la Universidad de Toronto detrás de este proyecto comenzaron con una simple observación: la mayoría de los plásticos hechos de componentes sintéticos artificiales, son mucho más difíciles de asimilar para la naturaleza. Andre Simpson, profesor del Departamento de Ciencias Físicas y Ambientales de la universidad, explica: "Si los plásticos son un problema, es porque la naturaleza no ha evolucionado lo suficiente como para procesar productos químicos artificiales. Debido a que usamos un producto natural, en este caso las grasas del aceite de cocina, la naturaleza puede manejarlo mucho mejor ”.

Al parecer, las moléculas de grasa del aceite para freír tienen las mismas propiedades que las de una resina comercial. Los investigadores tuvieron que recolectar aceite usado para freír, y después de preguntar en varios restaurantes y cadenas de comida rápida, solo McDonald's aceptó la propuesta. Utilizando un proceso químico simple, transformaron 1 litro de aceite usado en 420 ml de resina plástica, compatible con una impresora 3D. Para demostrar el potencial de esta transformación química, imprimieron varias mariposas con buenas propiedades físicas y químicas. Esto fue una prueba de que el material es tan efectivo como una resina de fabricación aditiva normal.

 

Las propiedades de producir la resina de impresión 3D

Y si la resina es más respetuosa con el medio ambiente, también es más barata de producir. Según los investigadores, cuesta solo $300 por tonelada, mientras que una resina comercial puede aumentar a $525 por litro. ¿Por qué? Al ser un derivado de los combustibles fósiles, su proceso de producción es más complejo. Finalmente, hay que tener en cuenta que esta nueva resina es biodegradable: los investigadores enterraron una de las mariposas impresas en 3D en el suelo y dos semanas después, había perdido el 20% de su peso. Debido a su composición única de grasa, los microbios presentes en la tierra descomponen el objeto progresivamente. Andre Simpson especifica que "a los microbios les encanta la grasa, les gusta comerla, así que hacen un buen trabajo de descomposición”. 

No es la primera vez que la Universidad de Toronto está interesada en el reciclaje de desperdicios de alimentos a través de la impresión 3D: ex alumnos de la universidad fundaron hace unos meses la startup Genecis que diseña filamentos 3Da partir de desechos de alimentos. En cualquier caso, esperamos que la nueva resina proporcione una solución viable para reciclar el aceite usado para freír en el sector de la restauración.