Incus y su impresión en metal 3D basado en fotocurado

Redacción
Lunes, 16 Diciembre 2019
Incus y su impresión en metal 3D basado en fotocurado - impresoras 3D

Incus es una startup con sede en Viena, que surgió con la colaboración de varios ingenieros de Lithoz, un experto en fabricación aditiva de cerámica. Esta joven empresa ha desarrollado un proceso de impresión 3D de metal a partir de una técnica de fotopolimerización. Esto le permite en particular obtener piezas estéticas, con una mejor condición de la superficie ya que la tecnología puede procesar polvos muy finos. Incus ha desarrollado hoy cuatro máquinas beta que actualmente están siendo probadas por fabricantes europeos. Nos reunimos con Gerald Mitteramskogler, CEO de la compañía, para conocer más sobre cómo funciona esta tecnología, sus aplicaciones y futuros proyectos de Incus.

¿Puedes presentarte y contarnos sobre tu relación con las tecnologías de impresión 3D?

Descubrí el mundo de la impresión 3D durante mi maestría en ingeniería mecánica en la Universidad Técnica de Viena. Estaba trabajando con la impresión basada en litografía para diseñar material de implante de hueso y cerámica. También estaba a cargo de una antigua impresora Object Direct Ink Writing (ahora Stratasys). Debido a la falta de repuestos (este era uno de los modelos más antiguos), a veces tenía que ser creativo sobre el mantenimiento de componentes. Todas estas pruebas me permitieron comprender mejor la ingeniería de una impresora 3D industrial. Continué mis estudios de doctorado en el mismo instituto imprimiendo coronas y puentes dentales en 3D y coloreándolos selectivamente en un solo paso.

Estoy muy interesado en la impresión 3D porque inmediatamente ves lo que produces, se está literalmente construyendo ante tus ojos. Hacemos muchas pruebas y errores cuando desarrollamos algo nuevo, cuando comenzamos un desafío, pero siempre es una gran satisfacción ajustar los parámetros para resolver un problema y ver excelentes resultados de inmediato. .

¿Qué es Incus y  comó empezó este proyecto?

Incus es un proveedor de tecnología y maquinaria para la impresión 3D de metal. También suministramos materias primas o materiales para la producción de piezas metálicas y estamos buscando oportunidades de desarrollo conjunto para nuevos materiales.

La historia de Incus comienza después del final de mi doctorado y mi llegada a Lithoz en 2014 como gerente de proyecto. Trabajando en un proyecto europeo de Horizon 2020 llamado REProMag en 2015, entré en contacto con el fascinante tema de la fabricación aditiva de metal. Gracias a este proyecto, hemos aprendido que, si bien la tecnología Lithoz es excelente para la cerámica, la impresión de metal requiere un enfoque diferente.

Este proyecto de la UE me hizo pensar en una forma de resolver los problemas que tuvimos con la impresión en metal e inmediatamente comencé a trabajar en un primer prototipo de lo que ahora es la máquina de la serie Hammer. En 2017, produjimos un primer concepto y en 2018 me concentré únicamente en la impresión de metal como gerente de materiales metálicos en Lithoz y comencé a formar un equipo. Después de muchas discusiones y cuatro prototipos más tarde, sabíamos que teníamos algo listo para la siguiente etapa y decidimos con Lithoz crear una nueva compañía independiente. En octubre de 2019, fundamos Incus para comercializar nuestro concepto. Ahora tengo el honor de liderar el equipo como CEO y llevar esta tecnología a la industria. Tenemos cuatro máquinas beta funcionando en Europa y utilizamos las valiosas lecciones de nuestros clientes y socios para llevar las máquinas y la tecnología aún más lejos.

¿Puedes contarnos más sobre la tecnología que habéis desarrollado?

Nuestra tecnología es un proceso de dos pasos. De manera similar a la extrusión de material o la impresión de unión de polvo o binder jetting, creamos una parte a partir de una materia prima fotorreactiva llena de metal, utilizando una fuente de calor para dar forma a las diferentes capas. La impresora 3D utiliza un proyector de alto rendimiento, que permite una resolución de hasta 25 μm en X e Y. En comparación con otros procesos de fabricación de aditivos metálicos, podemos obtener una mejor estética de la superficie porque podemos procesar polvos de metal más fino Además de los beneficios visibles, estos también tienen excelentes propiedades mecánicas y rendimiento de las piezas. Al usar un proceso de dos pasos, también podemos trabajar con una gama más amplia de metales en comparación con las tecnologías de fusión láser.

 ¿Qué tipo de piezas podemos imprimir? ¿Cuáles son las principales aplicaciones de vuestra tecnología?

Es difícil nombrar una sola aplicación dominante, porque la fabricación aditiva, y en particular nuestro proceso, puede servir para muchas aplicaciones y estamos abiertos a cualquier desafío. Hasta ahora, hemos visto un interés en producir prototipos antes de la producción en masa a través de Metal Injection Molding. Por ejemplo, imprimimos los soportes de la tarjeta SIM para un teléfono móvil y botones en el lateral porque el cliente necesitaba aproximadamente 50 piezas para que los teléfonos prototipo fueran aprobados antes de que comenzara la producción real. Otros ejemplos incluyen bisagras de anteojos, prototipos de joyas e instrumentos médicos. Muchos de nuestros proyectos involucran piezas pequeñas y complejas que requieren las mejores propiedades de superficie estética y mecánica.

La tecnología permite diseñar piezas pequeñas y muy detalladas (créditos: Incus)

¿Cuáles son los proyectos futuros de Incus?

Trabajamos con socios de la industria para ampliar nuestra cartera de materiales disponibles. Queremos centrarnos especialmente en materiales que actualmente son muy difíciles de procesar o que aún no son compatibles con otras tecnologías de impresión 3D. Estamos interesados ​​en titanio, tungsteno, metales duros y preciosos. También estamos trabajando para mejorar nuestro proceso de impresión y toda la cadena de producción. Tenemos algunos conceptos tecnológicos que planeamos probar en el futuro cercano.

¿Dónde ves la fabricación aditiva en 5 años?

El mercado de la impresión  3D de metal en continuará creciendo, pero la fase de exageración ha terminado y el crecimiento se está desacelerando. Un síntoma visible es que, aparte de algunas empresas, la tecnología aún no ha alcanzado la producción en serie. Creo que esto se debe a problemas con las impresoras y los procesos disponibles. Si estás buscando velocidades de impresión más rápidas e incluso plataformas de construcción más grandes, la impresión 3D actualmente no puede proporcionar una calidad de pieza uniforme en términos de estética de superficie y propiedades mecánicas El sector de fabricación asistida por ordenador, principalmente proveedores de maquinaria y tecnología, podrían resolver este problema centrándose en mejorar los fundamentos de los procesos existentes y desarrollar otros nuevos. Si pasa tiempo y se avanza en la tecnología de impresión 3D, creo que se  verá que la gama de aplicaciones y la aceptación general aumentan dramáticamente en los próximos cinco años.

¿Unas últimas palabras para nuestros lectores?

La visión de Incus es que nuestra tecnología permite soluciones para aplicaciones aún más desafiantes, como la aeroespacial o la energética, y ampliará aún más los límites de la fabricación aditiva. Ya está transformando la forma en que pensamos y creamos cosas y será aún más importante en el futuro. Espero ver lo que sucederá en la industria y también para Incus como compañía. Más información AQUÍ.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Industria, Tecnología