El avión supersónico XB-1 llevará componentes impresos en 3D

Redacción
Lunes, 17 Junio 2019
El avión supersónico XB-1 llevará componentes impresos en 3D - impresoras 3D

 Stratasys ha anunciado  la ampliación e intensificación de su relación de colaboración con Boom Supersonic, la empresa con sede en Colorado que fabrica el avión de pasajeros supersónico más rápido de la historia de la aviación. Con la firma de una ampliación de siete años de su acuerdo de colaboración, las empresas aceleran aún más la adopción de la fabricación aditiva para la fabricación de equipo de vuelo impreso en 3D.

Boom Supersonic amplía las aplicaciones de la impresión 3D más allá del prototipado rápido y utiliza la impresora 3D Stratasys F900 con el Aircraft Interiors Solution (solución para interiores de aviones,AIS, por sus siglas en inglés) para crear cientos de piezas impresas en 3D para el XB-1, el avión de demostración supersónico de la empresa. El paquete AIS, que tiene por objeto ayudar a mejorar las propiedades mecánicas, permite el desarrollo repetible de piezas de producción para aviones.

“La posibilidad de imprimir piezas y componentes fundamentales en nuestras instalaciones en vez de comprarlas a un proveedor nos permite crear piezas personalizadas, acelerar el proceso de la ingeniería a la fabricación y centrarnos en la construcción del avión para cumplir con nuestra misión”, comenta Mike Jagemann, responsable de producción del XB-1 en Boom.

“Durante los tres primeros años de colaboración, hemos impreso en 3D más de 200 piezas para herramientas, prototipos y bancos de pruebas utilizando las impresoras 3D F370 y Fortus 450mc de Stratasys.

También hemos ahorrado cientos de horas de tiempo de trabajo, lo que nos ha permitido realizar iteraciones rápidas de los ciclos de diseño. En su calidad de líder mundial en aplicaciones aeroespaciales impresas en 3D, Stratasys es el colaborador perfecto para Boom y estamos encantados de ampliar esta relación a largo plazo”.

El objetivo del nuevo acuerdo es integrar la tecnología de impresión 3D FDM en la producción de piezas de vuelo para el XB-1, y finalmente para Overture, el revolucionario avión de pasajeros Mach-2.2. El paquete Stratasys AIS, que permite certificar de forma más rápida y sencilla las piezas fabricadas con tecnología aditiva para su instalación en el interior de las aeronaves, será fundamental para este avión con el que se espera multiplicar por más de dos la velocidad del sonido, o superar los 2400 km por hora.

“El equipo de Boom está haciendo algo que nunca se había logrado: generalizar los viajes en aviones supersónicos. Pero el desarrollo de aviones que puedan volar de forma segura y eficaz a una velocidad de Mach 2.2 requiere un nuevo planteamiento de los procesos de fabricación", comenta Rich Garrity, presidente de Stratasys para América. “Trabajando en colaboración, nuestros equipos utilizan la tecnología para crear prototipos, herramientas y guías y fijaciones eficaces, fiables y repetibles. Ya estamos listos para la siguiente fase: realizar piezas de producción para aviones que sean resistentes, duraderas y ligeras”.

La impresora 3D Stratasys F900 ofrece el nivel más alto de repetibilidad y el tamaño de modelo más grande de cualquier sistema FDM. La solución es perfecta para dar respuesta a necesidades complejas de fabricación mediante el uso de una amplia gama de termoplásticos con propiedades mecánicas avanzadas para producir piezas que pueden soportar un calor extremo, productos químicos cáusticos y aplicaciones de alto impacto.

El paquete AIS proporciona a los fabricantes del sector aeroespacial la documentación y la formación necesarias para guiarles por el complejo proceso de certificación. El resultado final son piezas preparadas para el vuelo basadas en fabricación aditiva.

Se espera que el XB-1 esté listo durante este año y que efectúe vuelos supersónicos en 2020. Overture está en la fase de desarrollo y se prevé que inicie los vuelos con pasajeros a mediados de la década de 2020.

 

Etiquetado como: Stratasys F900, Boom Supersonic, XB-1
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Aeroespacial