Cola impresa en 3D para un caimán mutilado

Redacción
Sábado, 01 Junio 2019
Cola impresa en 3D para un caimán mutilado - impresoras 3D

En el mundo animal, cuando un caimán pierde la cola, su destino es casi siempre la muerte. El animal pierde movilidad, fuerza y ​​defensa. Pero con este ejemplar, conocido como Stubbs, las cosas sucedieron de forma diferente. El animal ha recibido una innovación tecnológica en forma de cola impresa en 3D y gracias a ello va a poder pasar el resto de su vida de forma casi natural.  

Stubbs perdió la cola por malos tratos cuando pertenecía a una instalación ilegal de cocodrilos. Es lo que contó Marchand, curador ejecutivo de la organización sin fines de lucro Phoenix Herpetological Society.

"El dueño de esa instalación ilegal había comprado a Stubbs, y sin preocuparse por el tamaño inferior del animal, en relación a los demás de la misma especie, lo colocó en un recinto con cocodrilos más grandes, el resultado  fue que los animales mayores se comieron la cola de Stubbs creyendo que se trataba del alimento que el hombre les daba diariamente ", explicó Marchand.

Fue entonces cuando el animal fue rescatado. Y con la colaboración del equipo de investigadores del Instituto CORE en Phoenix y de la Universidad del Medio Oeste fue posible proyectar un tipo de cola de sustitución para Stubbs.

Los investigadores utilizaron tecnología de impresión en 3D y, a través de cálculos comparativos de peso y tamaño, diseñaron lo que sería la cola del animal. Así, junto con la tecnología, le dieron calidad de vida.

El grupo de investigadores cuenta que, al principio, se hicieron tres versiones diferentes de la cola. Lo que les dio la posibilidad de experimentar las colas en Stubbs, observando también las reacciones y cómo él respondería a cada una y las variaciones de tamaño, peso y dimensión.

Los investigadores cuentan que estaban preocupados sobre cómo sería la reacción del cocodrilo, ya que se había adaptado al propio cuerpo y a su peso sin cola. "Nos preocupamos por su reacción al recibir la cola, con la posibilidad de que él pudiera extrañarla y morderla", explica uno de los involucrados.

Ante eso, el grupo llevó el cocodrilo ya con la cola hasta la piscina y poco a poco, fueron moviéndolo.  "Básicamente, le hemos dado clases de natación", expresó uno de los investigadores.

"Salvamos animales todos los días, eso es muy especial para nosotros, fuimos capaces de hacer algo que nadie más hizo". 

El grupo de investigadores afirma que ya han tenido oportunidades de ayudar a otros animales en situaciones diversas. Y que siempre aprovechaban las oportunidades para aprender más sobre ellos y agregar conocimientos.

 

Aplicación: Tecnología
País: Brasil