Impresión 3D para la reconstrucción de cadáveres

Redacción
Sábado, 17 Agosto 2019
Impresión 3D para la reconstrucción de cadáveres - impresoras 3D

Una impresora en 3D especial ha empezado a trabajar junto a un gabinete de exposición lleno de diferentes imitaciones de partes del cuerpo humano en una funeraria de Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, en el sur de China, informa Xinhua. 

El centro de servicios funerarios de la ciudad está tratando de introducir esta nueva tecnología para ayudar en la tanatopraxia en los casos en los que los cuerpos presentan mutilaciones o heridas tras un accidente.

"Queremos que el difunto se vaya con dignidad", explicó una experta en embalsamamiento en la funeraria, Yu Jiaqi (seudónimo).

El servicio de impresión en 3D se presentó a principios de abril, en el período anual de limpieza de las tumbas en el que los chinos rinden tributo a familiares y amigos fallecidos.

Un buen número de personas que murieron en accidentes de tráfico, incendios, caídas o siniestros en minas presentaban daños en el rostro o deformaciones graves que desaconsejaban que su pudiesen ver en las ceremonias de despedida, lo cual agrava el dolor de sus familiares y amigos, según la funeraria, que trata aproximadamente 35.000 cuerpos cada año, unos 30 de los cuales necesitan trabajo para restablecer su aspecto.

Yu explicó que la mayoría de las reconstrucciones son de caras. "Aunque no son muy numerosas, cada operación exitosa ofrece el mayor respeto a los fallecidos y un gran consuelo para sus familiares".

Antes las reconstrucciones se realizaban manualmente utilizando plastilina, yeso y arcilla. El trabajo en una cara generalmente duraba entre 15 y 30 días.

La larga espera y que la restauración era a veces poco satisfactoria prolongaban el dolor para la familia y los seres queridos, expuso Yu.

"Los materiales pueden deformarse fácilmente. Hemos estado buscando mejores formas de reconstruir la forma original de los fallecidos", agregó.

Li Zhijian, subjefe del centro de servicios funerarios, indicó que la impresión en 3D hace que sean necesarios solo 10 días y que la cara sea mucho más realista y precisa, con una textura más fuerte y más parecida a la piel real.

Después del modelado digital basado en las fotos del difunto y la consulta con los familiares, la impresora tiene que trabajar sin parar durante entre 10 y 20 horas para producir un molde facial. Luego un esteticista pondrá maquillaje en el molde.

Desarrollado conjuntamente por el centro de servicios funerarios y un laboratorio del Ministerio de Asuntos Civiles de China, el servicio de impresión en 3D ha llegado al mercado. El precio depende del grado de daño de los restos.

La introducción de la impresión en 3D en los servicios funerarios no solo es una expansión del escenario de la aplicación, sino que también muestra un enfoque humano de la tecnología, señaló Li.

Etiquetado como: Cadáveres, difuntos
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Tecnología