Una máquina "impresora" de ladrillos para el arreglo de las calles

Redacción
Viernes, 16 Agosto 2019
Una máquina "impresora" de ladrillos para el arreglo de las calles - impresoras 3D

Los caminos de ladrillo o de adoquines han estado en nuestro alrededor durante siglos. Ambos materiales son duraderos y una delicia para los ojos y también fáciles de adquirir y reutilizar. Los adoquines duran mucho tiempo y son fáciles de reparar y reemplazar.

 Pero hoy en día son difíciles de encontrar porque darles forma es una tarea ardua y agotadora. Los ingenieros siempre están ocupados buscando soluciones a problemas en todo el mundo y se esfuerzan por reducir el tiempo de trabajo para completar una tarea. 

Uno de estos esfuerzos ha dado como resultado en Holanda una especie de variante de impresora de ladrillos y adoquines, la GSX Road Printer o Tiger Stone.

Henk van Kuijk, director de la empresa industrial holandesa Vanku, inventó la máquina de impresión de caminos. El ingeniero cree que ponerse de cuclillas o arrodillarse para colocar los ladrillos o adoquines en el suelo con la mano es un trabajo demasiado duro. 

Su alternativa es esta peculiar "impresora" tan ancha como una carretera, que se fabrica en anchuras de cuatro, cinco y seis metros, se alimenta con ladrillos  o adoquines sueltos y los coloca en la carretera o vía pública a medida que avanza lentamente. 

La máquina con huella es alimentada por electricidad y tiene muy pocas piezas móviles, lo que hace que el ruido y el mantenimiento sean prácticamente nulos o mínimos. Una vez que la máquina ha terminado con el trabajo, todo lo que un contratista debe hacer es recorrer la nueva carretera o vía pública  con un tamper y quedará completa.

El proceso puede parecer mágico, pero el secreto detrás de la invención radica en un sistema basado en la gravedad diseñado de manera inteligente. La máquina de impresión de caminos consiste en una llanura en ángulo que los trabajadores alimentan con adoquines o ladrillos. 

A medida que la oruga eléctrica avanza lentamente a lo largo de una capa de base de arena, los ladrillos o adoquines se empaquetan automáticamente por gravedad. Un pequeño montacargas telescópico alimenta la tolva, lo que permite a Tiger-Stone "imprimir"  400 impresionantes metros cuadrados carretera o calle por día, y el tramo se puede ajustar hasta a seis metros de ancho. Todo lo que un trabajador debe hacer es cargar los ladrillos a mano desde una tolva hasta la "impresora" en el patrón deseado.

Requiere de 1 a 3 operadores en su plataforma para proporcionar ladrillos o adoquines  sueltos a la ranura del empujador de la máquina. Otra cosa a tener en cuenta es que los ladrillos o adoquines que se entregan a la máquina deben estar en el patrón que se necesita. 

El siguiente paso utiliza la gravedad para permitir que estos ladrillos se deslicen juntos sobre la arena en forma de una hoja de ladrillos para toda la carretera y al usar los sensores incorporados, es capaz de mantenerse en el camino que se describe en los bordillos.

 

 

Etiquetado como: ladrillo, adoquín