La tecnología 3D puede contribuir a la reconstrucción de la catedral de Notre-Dame

Redacción
Martes, 16 Abril 2019
La tecnología 3D puede contribuir a la reconstrucción de la catedral de Notre-Dame - impresoras 3D

Después de la destrucción, es hora de reconstruir la incendiada catedral parisina de Notre-Dame. El incendio  que  devastó la catedral,  símbolo  de Francia y Europa,  ha dejado un vacío en el corazón de Occidente. Un vacío que debe llenarse rápidamente, como también enfatizó el presidente francés, Emmanuel Macron. "Lo reconstruiremos a partir de mañana", declaró el presidente francés, pocas horas después del desastre. Al momento de redactar estas líneas ya hay 750 millones de euros donados por, entre otros, los magnates Arnault y Pinault  para sufragar los costos del trabajo. Y para ayudar a aquellos que participarán en el trabajo podrían ser fundamentales las imágenes 3D particularmente detalladas realizadas por Andrew Tallon, historiador del arte.

Andrew Tallon pasó su vida analizando la arquitectura medieval, combinando la pasión por la tecnología con el estudio de edificios antiguos. Murió el 16 de noviembre de 2018 debido a un tumor cerebral. Pero sus imágenes son una herencia atemporal que podría resultar crucial para la reconstrucción. "Cuando trabajas en edificios medievales es difícil tener la impresión de poder decir algo nuevo. Han sido estudiados y escritos durante siglos", dijo Tallon en un documental de National Geographic filmado en 2015. Así que comenzó a utilizar las sofisticadas tecnologías que tenemos disponibles hoy para revelar los secretos detrás de la construcción de edificios históricos e iglesias, incluida Notre-Dame.

Fue en el año 2010  cuando Tallon, profesor de arte en Vassar College, una universidad privada en el estado de Nueva York, pasó cinco días en París para  obtener escrupulosamente imágenes  de la catedral, tanto dentro como fuera, con la ayuda de su amigo Paul Blaer, profesor de informática en la Universidad de Columbia. 

Los dos usaron un Leica ScanStation C10, un escáner láser 3D con una cámara incorporada, lo montaron en tres pies y luego lo dejaron funcionar. Reubicaron el escáner 50 veces en total para crear un testimonio visual detallado de los interiores y exteriores de Notre-Dame.

 La  tecnología fue capaz de capturar la realidad circundante a muy alta velocidad, en forma de puntos tridimensionales en el espacio. Tiene éxito gracias a un sensor láser de tiempo de vuelo que calcula la distancia entre el instrumento y una superficie, midiendo con precisión el tiempo de ida y vuelta de un pulso de luz. El resultado es un conjunto de puntos muy denso llamado "nube de puntos". Si el escáner láser 3D integra una cámara digital, después de almacenar los datos geométricos, también obtiene automáticamente las imágenes del espacio detectado.

Los datos obtenidos por Tallon y Blaer consisten en mil millones de puntos, estructurados en "nubes de puntos", que luego se transformaron en imágenes tridimensionales del espacio gracias al software. Al juntar las imágenes internas con las externas, obtenemos modelos 3D que reconstruyen el entorno de la catedral de París "con un detalle y resolución increíbles", explica la revista  The Atlantic. Todos los expertos entrevistados por la revista estadounidense coincidieron en que el nivel de detalle permitido por un escáner láser 3D no tiene precedentes. Por ejemplo, Megan Rispoli, especializada en la restauración de edificios y ruinas religiosas, dijo que el valor de la tecnología radica en la captura de edificios, ya que en realidad están "en sus dimensiones e imperfecciones reales". Raymond Pepi, presidente de Building Conservation Associates, se hizo eco de esto: "Tener estas exploraciones es increíblemente importante para cualquier tipo de reconstrucción".

Además del trabajo de Tallon, estudios como GEA y Life3D realizaron escaneos de distintas partes de la catedral para la compañía Europe Échafaudage, con el objetivo en su momento de proporcionar planos, elevaciones, secciones y modelos 3D con motivo de una remodelación de la viga del transepto que se llevó a cabo en 2018. Este trabajo será una gran fuente de datos para el futuro proyecto en Notre Dame.

Asimismo, también se llevó a cabo una digitalización intensiva del emblemático edificio parisino para la última edición del videojuego Assassins Creed.

'Assassin's Creed: Unity', lanzado en 2014 en PC, PS4 y Xbox One, está ambientado en París a finales del siglo XVIII. Es el primer juego de la serie Assassin's Creed, en el que muchos edificios y monumentos arquitectónicos se recrean en una escala de uno a uno. Una de las artistas que trabajó en la creación del juego, Caroline Miousse, afirmó a The Verge que pasó dos años estudiando la apariencia de Notre Dame, hasta cada piedra individual, para retratarla con la máxima precisión.

En 'Assassin's Creed: Unity' se puede explorar la icónica iglesia como nunca hubiera podido hacerse en la vida real. Por ejemplo, treparse al techo, colgarse de las famosas gárgolas o mirar por todos los rincones del templo. Lo que en realidad hicieron los desarrolladores de Ubisoft fue compilar un detallado mapa interactivo en 3D de la catedral.

Hay decenas de videos disponibles en YouTube que comparan la catedral real (antes del incendio) con su versión del juego.

También se conocen las técnicas de construcción de Notre-Dame, gracias a la empresa francesa Dassault Systèmes. En apenas unosminutos, una animación en 3D en la que se cuidó hasta el mínimo detalle muestra año tras año el proceso de construcción. 

 Esta compañía desarrolla el diseño 3D, maquetas digitales en tres dimensiones y software de gestión del ciclo de vida de producto. Por eso, uno de los primeros trabajos que realizaron fue enfocado en espacios históricos de Francia y Europa, entre ellos, la construcción de la hoy devastada catedral de Notre Dame.

 

 

 

Etiquetado como: Notre-Dame, Catedral, Arquitectura, 3D, scaner
Categoría: Escáner 3D