La impresión 3D abarata la carrera espacial

Redacción
Miércoles, 10 Abril 2019
La impresión 3D abarata la carrera espacial - impresoras 3D

Dos ejemplos de cómo la impresión 3D abarata la carrera espacial los tenemos en las dos súper potencias, Estados Unidos y Rusia.

En Estados Unidos, la start up Relativity Space, con sede en California, acaba de firmar un acuerdo con la compañía canadiense Telasat para ponerle en órbita mediante cohetes creados por impresión 3D entre un centenar y medio millar de pequeños satélites para servicios de comunicaciones e Internet.

Tal como revela Fortune, el método de esta startup acelera tiempos y reduce costos. Grandes compañías como Boeing o SpaceX pueden demorarse hasta un año para fabricar cohetes que requieren unas 100.000 piezas. En cambio, Relativity Space imprime cohetes de 1.000 componentes en aproximadamente dos meses. Y además ofrece un mayor nivel de personalización.

La startup comercializa el cohete Terran 1, capaz de transportar 1.250 kilogramos de peso. Esa capacidad no es suficiente para grandes satélites de comunicación, aunque sí para pequeños como los de su nuevo cliente canadiense.

Telesat y Relativity Space anunciaron que el lanzamiento de los satélites en cohetes creados con impresoras 3D se realizará en el año 2021, con pruebas preliminares en 2020. En estas acciones también participará Blue Origin, fundada en el año 2000 por el dueño de Amazon, Jeff Bezos.

Por otra parte, el grupo empresarial ruso Roselectronics (forma parte de la corporación estatal Rostec) creará en 2020 la primera impresora 3D rusa que imprimirá piezas para motores de cohetes y aviones con la tecnología de fundición por haz de electrones.

"La impresora, que debe ver la luz a finales de 2020, utilizará polvos metálicos para fabricar artículos extradurables para la industria aeronáutica, médica, joyera, automovilística, artística y deportiva", detalló Rostec.

El nuevo equipo podrá fabricar piezas para motores de cohete de propulsión a chorro, paletas para turbinas de motores de aviones, implantes médicos y artículos de joyería de forma compleja, entre otros.

Se destaca que las principales ventajas de la novedosa impresora son su alta velocidad de impresión y precisión, y la baja sensibilidad a la calidad de los polvos.

"La tecnología de impresión por fundición con haz de electrones [en inglés, Electron Beam Melting, EBM] permite fabricar piezas prácticamente de cualquier grado de complejidad, incluso artículos de un tamaño de 0,2 milímetros", aseguró Dmitri Trofímov, director general de la empresa NPP Toriy (fabricante de la impresora, forma parte de Roselectronics), citado por el servicio de prensa de Rostec.

 

Etiquetado como: espacio, Relativity Space
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Aeroespacial