Biorreactores personalizados para investigadores por impresión 3D

Redacción
Sábado, 23 Febrero 2019
Biorreactores personalizados para investigadores por impresión 3D - impresoras 3D

Carlos Serrano, un sevillano residente en Holanda, ha fundado junto a otros compañeros de máster una empresa de bioimpresión 3D denominada Remode Solutions, cuyo objetivo, según ha declarado a ABC, consiste en crear biorreactores peersonalizados con tecnología de impredsión 3D y a partir de materiales reciclables.

La historia de Remode Solutions (en la que está junto a Emanuele Ribatti, Juan Arias Robledo y Roland Berdaguer) tiene mucho que ver con la pasión de Serrano por la cultura emprendedora y su faceta universitaria.

Tras concluir Bioquímica en la Universidad de Sevilla, comenzó el citado Máster en Holanda. «Había un curso sobre emprendimiento y allí nos pidieron una idea de negocio y hacer un pitch en un minuto», comenta.

Él presentó la idea de «diseño personalizado de biorreactores para investigación en biotecnología y parecía haber mucha aceptación por parte de alumnos y profesores». Más adelante, en grupos de trabajo, empezaron a trabajar para la viabilidad del proyecto, investigando y entrevistando a los potenciales clientes. «Su feeback nos hizo mejorar la idea, pero sobre todo, nos hizo ver que había gente interesada en ella».

Lo que empezó como un proyecto de clase pronto se convirtió en algo más. El potencial de los biorreactores personalizados era sumamente atractivo para los investigadores, principalmente porque agiliza los procesos y por su gran versatilidad: lo mismo sirve para la industria alimentaria que farmacéutica o de tratamiento de aguas residuales.

Pero el de Remode Solutions está enfocado en el campo de la biotecnología «por lo que podemos abarcar con la tecnología que tenemos y porque es un campo que está creciendo». Aquí cita multitud de ejemplos de los potenciales logros que se podrían alcanzar, de las importantes investigaciones que se realizan, «pero que se quedan ahí y no sale del laboratorio. Nosotros queremos que lo que se hace allí en botes pequeños se pueda hacer a gran escala».

«Los investigadores que quieren montar este tipo de reactores tienen dos alternativas: hacerlo ellos mismos, pero es un proceso largo y tedioso; o contratar un servicio externo que les construya el tanque personalizado», un trabajo artesanal que sale muy caro, tanto en dinero como en tiempo.

«Puedes esperar como tres meses, cuando la investigación es algo que debería ser rápido». Ahí está el factor diferencial de Remode Solutions: su impresora 3D permite, con materiales de calidad y reutilizables, la creación de tanques para biorreactores completamente personalizados según las necesidades del cliente, y en muy poco tiempo.

«Una impresora no se va a quejar si la explotas», señala entre risas. Así, lo que antes llevaría meses, «lo puedes hacer en cuestión de días».

Además, la empresa de Carlos Serrano tiene una fuerte conciencia ecológica. «Queremos implantar un modelo circular». Los biorreactores se hacen con polímeros plásticos. Se ceden al investigador, que lo usa durante el tiempo que le haga falta, y luego lo devuelven para que se pueda triturar y reutilizar.

«Así minimizamos residuos y lo hacemos todo más sostenible. La biotecnología es lo que conecta a la tecnología que necesita la humanidad con la naturaleza, al fin y al cabo. Es controlar en el espacio y en el tiempo los procesos que hay en la naturaleza».Y todo esto desde el pequeño cuarto de su hogar en Holanda, pero con objetivos ambiciosos. Un proceso que puede revolucionar, con muy poco, la investigación. 

Aplicación: Medicina
País: España