Impresión 3D con vidrio fundido

Redacción
Miércoles, 02 Enero 2019
Impresión 3D con vidrio fundido - impresoras 3D

La impresión 3D está revolucionando la industria al permitir la creación de piezas complejas de plástico o metal que son imposibles de producir con herramientas de producción estándar. Ahora, el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT)  abre camino para hacer lo mismo con el vidrio.

La impresión 3D es un método ampliamente utilizado para el prototipado rápido o de diseño de piezas con formas complejas difíciles de lograr con los equipos tradicionales.

La impresión 3D de piezas metálicas es de particular interés para las industrias avanzadas, pero se están estudiando otros materiales, como el vidrio, que se usa ampliamente en muchas industrias.

Para este último, las condiciones de fabricación suponen fuertes restricciones difíciles de eludir para diseñar un sistema compacto. Sin embargo, esto es lo que los investigadores del MIT están tratando de lograr con una nueva generación de impresoras 3D capaces de usar vidrio fundido para hacer partes muy complejas.

En comparación con el metal, la impresión 3D de vidrio puede ayudar a crear elementos con formas retorcidas y con un grado de precisión imposible de obtener en una fundición. Llamada G3DP2 y que constituye una evolución de un primer modelo G3DP imaginado hace unos años, la nueva impresora 3D quiere hacer de este antiguo material que es el vidrio un nuevo material de creación arquitectónica e industrial.

En lugar del polvo de vidrio utilizado en versiones anteriores, se trata de vidrio fundido que se utiliza aquí para dar forma a modelos CAD complejos que son ricos en curvas y curvas.

En particular, los investigadores del MIT buscaron soluciones para evitar las aberraciones entre el proyecto de CAD y su realización con la impresora 3D G3DP inicial y hacer posible vincular mejor la forma final a la temperatura del vidrio en lugar de a las características del dispositivo. 

La G3DP2 utiliza tres sistemas térmicos para mantener el vidrio fundido a la temperatura en su tanque y modular la temperatura en la boquilla para alcanzar los rangos deseados (800 grados en espera, 915 grados en operación).

También fue necesario revisar el diseño de la boquilla y su orientación para evitar ciertas deformaciones relacionadas con el enfriamiento rápido del vidrio. Los investigadores del MIT obtienen ganancias significativas en la precisión y reproducibilidad de las piezas con G3DP2, así como en el tiempo de preparación del sistema de producción de piezas.

El trabajo en la impresión de vidrio en 3D continúa y la próxima etapa se centrará en la capacidad de modular diversos parámetros, como la transparencia, la resistencia y la estabilidad química, que deberían allanar el camino para nuevas técnicas en vidrio. 

 

* Más información, en el siguiente enlace:

https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/3dp.2018.0157?journalCode=3dp

 

Etiquetado como: vidrio, MIT
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Tecnología