Tres niveles de los biomodelos impresos en 3D

Redacción
Sábado, 24 Noviembre 2018
Tres niveles de los biomodelos impresos en 3D - impresoras 3D

Pedro Martínez Seijas, médico especialista en cirugía oral y maxilofacial del Servicio Gallego de Salud, ha concedido una entrevista al portal teinteresa.es, en la que ha hablado sobre la aplicación de la impresión 3D a la cirugía, en los siguientes términos:

-¿En qué consiste la reconstrucción por impresión 3D?

-En fabricar una copia a escala 1:1 (biomodelo físico) de partes del paciente a partir de una radiografía. Es un trabajo en equipo multidisciplinar en el que el cirujano (máximo responsable de su uso), es quien dirige e integra el proceso a modo de “director de orquesta” del radiólogo, el ingeniero, el fabricante, el auxiliar de impresión 3D y el proveedor.

Para ello primero se  toma un escáner o radiografía del paciente a partir del cual se genera el bimodelo virtual en el ordenador, para luego mediante realidad virtual no inmersiva, poder simular operaciones, diseñar prótesis a medida, instrumental o guías. Después se pasa a una impresora 3D que fabrica en plástico o metal el biomodelo físico, copia exacta del paciente que ayuda a realizar la operación sobre el paciente con mayor seguridad y mejores resultados.

-¿Cómo surge la idea de investigar en este campo?

-A raíz de ver una reconstrucción en 3D de un escáner junto a mi maestro el Dr. Arruti y pensar en alto: “si tuviéramos una copia del paciente antes de operar, podríamos simular la cirugía e ir con mayor seguridad a operar al paciente” y ahí nació todo en el año 2001.

Al principio en el año 2003 comenzamos usando las copias a escala como nivel 1 del uso y complejidad de la impresión 3D, y de forma progresiva fuimos evolucionando en su uso y complejidad, así en año 2005 pasamos al nivel 2 en que simulamos las operaciones sobre el biomodelo y guías para los cortes y en el año 2009 llegamos al nivel 3 donde sustituimos partes del paciente por prótesis como si fuera un traje hecho a medida. En este nivel hay tres subniveles 3a- La prótesis a medida de recubrimiento; 3b-prótesis a medida con cargas biomecánicas; y el nivel más alto 3c-prótesis a medida que sustituye articulaciones.

-¿Qué aporta la impresión 3D a la cirugía oral y maxilofacial?

-Es una herramienta que complementa al cirujano, en la que los biomodelos aportan un mejor acercamiento a la anatomía del paciente y una mejor relación espacial. Permite implementar un plus en seguridad clínica al ser un proceso controlado a varios niveles, siendo novedoso el control de calidad de las cirugías ya que se puede comparar sobre el propio paciente la simulación de la cirugía previa.

Aporta mucha información, como en la gestión de las cirugías de las deformidades cráneo maxilo-faciales, cirugías oncológicas y reconstructivas maxilofaciales y  en la rehabilitación funcional con implantes dentales estandarizados o a medida de la masticación y estética. Mejora la comunicación con todo el equipo, reduciendo la posibilidad de cometer errores.

-¿Qué beneficios aporta al paciente?

Las personas son todas distintas, por tanto, las prótesis hechas a medida se adaptan mejor al paciente no como las prótesis que tienen una talla estándar y a veces son difíciles de adaptar a los pacientes. Ayuda a tener mejor comunicación con el paciente ya que estas técnicas les ayudan a entender qué es exactamente lo que se las va a realizar.

Nos permite realizar cirugías mínimamente invasivas y mínimamente agresivas gracias a las herramientas que aporta la impresión 3D, haciendo que las cirugías duren menos tiempo y los pacientes puedan darse de alta antes que con cirugías convencionales: eficiencia.

-¿Hay iniciativas parecidas en nuestro país?

Esto es un movimiento global y en España tenemos profesionales de talla mundial, muy capaces y con gran conocimiento de la materia desde medicina e ingeniería, pasando por fabricantes y proveedores.

En Europa contamos con una normativa que protege a los pacientes en la que el médico cirujano es el responsable de su uso e implantación de las prótesis a medida.

-¿Qué son los impleantes biocompatibles?

Hace referencia a estructuras en una gran variedad de materiales: plásticos, metálicos etc; que pueden ser biodegradables, regenerativos o permanentes Y que se colocan sobre la piel o se introducen a través de una herida quirúrgica, tratando de suplir o realizar funciones de partes del organismo.

-¿Qué previsión de futuro se observa para esta técnica?

El futuro es ya un presente, pues se usa en algunos centros adelantados para dar solución a problemas que no se pueden corregir usando materiales estandarizados en casos muy seleccionados y con un control del proceso de uso de la impresión 3D.

Uno de los avances para el futuro será la bioimpresión, la impresión en 3D de estructuras biológicas, tejidos u órganos, que aún está en fase experimental y que tardará unos años en llegar a los pacientes de forma amplia, pero hasta que esto ocurra la medicina y cirugía regenerativa es un camino intermedio en el que también me encuentro involucrado con centros de trabajo españoles muy adelantados.

 

¿Qué previsión de futuro se observa para esta técnica?

El futuro es ya un presente, pues se usa en algunos centros adelantados para dar solución a problemas que no se pueden corregir usando materiales estandarizados en casos muy seleccionados y con un control del proceso de uso de la impresión 3D.

Uno de los avances para el futuro será la bioimpresión, la impresión en 3D de estructuras biológicas, tejidos u órganos, que aún está en fase experimental y que tardará unos años en llegar a los pacientes de forma amplia, pero hasta que esto ocurra la medicina y cirugía regenerativa es un camino intermedio en el que también me encuentro involucrado con centros de trabajo españoles muy adelantados.

Etiquetado como: biomodelos, bioimpresión, cirugía
Aplicación: Medicina
País: España