Manos biónicas que cuestan sólo 200 euros por impresión 3D

Redacción
Martes, 30 Octubre 2018
Manos biónicas que cuestan sólo 200 euros por impresión 3D - impresoras 3D

Un colectivo francés ha conseguido crear manos biónicas con impresoras 3D para que cualquiera, y especialmente una persona discapacitada, pueda construirse su propia prótesis con un coste de 200 euros, según han dado a conocer en el Festival de Tecnologías Creativas Maker Faire de Bilbao.

Los creadores de este proyecto comenzaron esta aventura en 2013, cuando Nicolas Huchet, un francés de 32 años que había perdido la mano, les preguntó si podían construir una mano con impresoras 3D.

Este proyecto aspira a que cualquier discapacitado del mundo pueda construirse su propia prótesis con una impresora 3D gracias al conocimiento compartido gratuitamente por personas en la misma situación.

Así lo explica el presidente del colectivo MyHumanKit, John Lejeune, quien ha participado en la sexta edición del festival Maker Faire que ha tenido lugar el pasado fin de semana en Bilbao.

Lejeune ha detallado que el coste de producción de las prótesis ronda los 200 euros, y que se tarda "2 o 3 días en hacerla empezando desde cero".

Esta empresa busca provocar un cambio social, permitiendo que las personas con discapacidad accedan a diferentes aparatos que les permitan vivir más fácilmente y a un precio mucho menor que el de los aparatos que hay en el mercado.

Estas prótesis no están a la venta, porque su proyecto es "ayudar a las personas a salvar el problema que tienen por sí mismos".

Lejeune explica que sí venden formación, para que "las personas que quieran tengan formación en la fabricación digital" aprendan a construir sus propios aparatos.

Con este proyecto buscan cubrir la falta de mercado en ciertos aparatos para discapacitados, ya que en ciertos casos a ninguna empresa "le vale la pena venderlos" porque poca gente los necesita.

Este es el caso de un nuevo aparato que han creado, que sirve para que una persona que no puede mover la cabeza, "lo haga sin ayuda de nadie, sólo con un 'jostyckŽ, ayuda de la electrónica y plástico".

Otro de sus proyectos es conseguir que "alguien en silla de ruedas pueda hacer parapente con un chasis creado especialmente" para ello.

Además, MyHumanKit ha enseñado a miles de personas a crearse su propia silla de ruedas personalizada gracias a la formación que dan en 3D y nuevas tecnologías.

Uno de los proyectos estrella es una impresora en escritura para personas invidentes, que "permite transformar cualquier texto en braille, e incluso dibujos".

Fabricar esta impresora cuesta entre 150 y 180 euros, mientras que las que están en el mercado pueden llegar a costar 5.000 euros y necesita un papel especial, que "es muy caro", destaca.

Su principal ventaja es que puede imprimir en cualquier hoja, bajando mucho los costes para las personas ciegas.

"Nuestro objetivo es arreglar el problema que tienen" las personas con discapacidad y que lo puedan hacer ellos mismos, ha resaltado Lejeune.

Hoy cierra sus puertas la sexta edición del festival Maker Faire de Bilbao, en el que se han dado a conocer también impresoras 3D que fabrican casas ecológicas o un sujetador para la detección precoz del cáncer de mama, entre más de cien máquinas construidas bajo la filosofía del "hazlo tú mismo", con software libre.

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Discapacidad