El islamismo radical acusa a la impresión 3D de idolatría

Redacción
Domingo, 23 Septiembre 2018
El islamismo radical acusa a la impresión 3D de idolatría - impresoras 3D

Una tienda de impresión 3D en Kuwait ha sido cerrada por las autoridades del país. Al parecer, la presión por parte de un clérigo islamista ha sido el detonante del cierre de la tienda. El comercio, especializado en crear figuras de personas, fue acusado de crear ídolos, algo prohibido en el Islam, según se hace eco El Mundo y otros medios internacionales.

Con una impresora 3D se pueden fabricar peligrosos "ídolos". Es, al menos, lo que sostiene un clérigo kuwaití. Su cruzada, convertida en viral, se ha cobrado su primera víctima: un negocio abierto recientemente que ofrecía a los súbditos de esta monarquía del golfo Pérsico la posibilidad de adquirir miniaturas de seres queridos o de sí mismos.

"Jamás pensé que en 2018 pudiera inaugurar una tienda y luego alguien me acusara de vender ídolos", ha declarado al diario local Al Qabas el propietario del establecimiento, Mohamed al Yusifi, sobrepasado por un escándalo que ha llegado hasta el Parlamento de Kuwait, un país de 4 millones de habitantes con una extensión similar a la de la provincia de Zaragoza.

El instigador de la clausura del negocio es Osman al Jamis, un conocido clérigo salafista (rigorista musulmán) de Kuwait. "Lo que esta tienda está haciendo es una aberración y debe ser cerrada inmediatamente porque es más peligrosa para nuestra sociedad que los establecimientos de venta de alcohol. Resucita el asunto de los ídolos. Alguna gente podría fabricar ídolos para sus hijos", explicaba días antes de que el local echara el cierre forzosamente.

Sus palabras se propagaron por las redes a golpe de la etiqueta "Ídolos en Kuwait". Decenas de internautas abogaron entonces por el cierre del negocio. "La mayor preocupación es que las estatuas se conviertan en ídolos. Tal vez no hoy pero sí más adelante. Hoy son solo figuritas, pero dentro de algunos años cobrarán un nuevo significado y se transfigurarán en ídolos a los que se rendirá culto. Esperamos que todos se manifiesten en contra de la tienda y las estatuas", arguyó uno de los adalides.

Algunos usuarios opinan que las figuras, aunque ahora sean inofensivas, terminarán convertidas en ídolos y reemplazarán a Dios como objeto de adoración. Otro usuario opina que las figuras llevarán a las personas a caer en el politeísmo, junto con una foto de las figuras vendidas.

Aún así, muchos usuarios del país del Golfo Pérsico han calificado toda la polémica de “estúpida” e “increíble”. Algunos de ellos incluso han bromeado con el tema, como un usuario que subió una foto de animales de plástico afirmando que esa era su nueva religión.

En la misma línea, muchas otras respuestas consistían en bromas sobre nuevos ídolos. Figuritas Disney, de futbolistas…

El ruido, elevado a tema de interés nacional, acabó irrumpiendo en el Hemiciclo. El parlamentario Mohamed Hayef al Mutairi, con una década de experiencia en la cámara, aplaudió la llamada a paralizar la venta en nombre de la lucha contra el "chirk" (idolatría, en árabe). "No podemos ser suaves en asuntos como éste porque está en el centro de nuestros valores religiosos. No puede haber estatuas", replicó.

El islam rechaza la representación figurativa de personas y animales. Una prohibición que hunde sus raíces en la afición de los árabes de La Meca a adorar a ídolos hechos de dátil antes del nacimiento de Mahoma y su religión. En cualquier caso, el Corán no veta la representación de formas humanas sino el "Hadiz" (dichos y hechos de Mahoma). Para los sectores mas recalcitrantes como salafistas o wahabistas, constituye una obsesión. La tradición chií, en cambio, es menos estricta y permite representaciones del profeta.

Contra la persecución lanzada en Kuwait se han alzado otros internautas del reino, que han tildado la campaña de "estúpida" e "irracional" y se han mofado de la ocurrencia mostrando su figuras de cantantes, futbolistas o personajes de cine y sus juguetes de dinosaurios que aún guardan de la infancia.

Otros, además, han recordado que cuando los musulmanes conquistaron Egipto no se lanzaron a destruir las estatuas de la antigua civilización faraónica que aún pueblan el país del Nilo. Una docena de parlamentarios también se ha propuesto plantar batalla en protesta por lo que consideran un ataque a las libertades. De momento, la tienda sigue cerrada. Y las estanterías que una vez albergaron los modelos permanecen vacías.

 

Etiquetado como: Kuwait, ídolos, idolatría, religión
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Arte y cultura