Diez estados norteamericanos se suman a la demanda conjunta contra la Administración Trump para frenar la impresión 3D de armas

Redacción
Martes, 31 Julio 2018
Diez estados norteamericanos se suman a la demanda conjunta contra la Administración Trump para frenar la impresión 3D de armas - impresoras 3D

Ya son diez los fiscales generales de otros tantos de los 50 estados de EE.UU. que a la hora de redactar esta información han suscrito una demanda conjunta contra la Administración Trump con el objetivo de bloquear la distribución de materiales que permiten la impresión de armas en impresoras 3D, según un comunicado publicado en el sitio web de la fiscal general en funciones de Nueva York, Barbara Underwood.

"Es simplemente una locura dar a los criminales las herramientas para construir pistolas no detectables y no rastreables, impresas en 3D con solo apretar un botón. Sin embargo, eso es exactamente lo que la Administración Trump está permitiendo", afirma Underwood en el comunicado. "No vamos a quedarnos con los brazos cruzados mientras la seguridad de los neoyorquinos está en peligro por este brusco cambio de actitud por parte del Gobierno federal", añadió.

Se trata de una demanda conjunta, presentada ante el Tribunal de Distrito para el Distrito Occidental de Washington, con sede en Seattle, por parte de los fiscales generales de los estados de Washington, Massachusetts, Connecticut, Nueva Jersey, Pensilvania, Oregón, Maryland,  Nueva York y el Distrito de Columbia. 

Entre los demandados figuran varios departamentos del Gobierno, incluido el Departamento de Estado y su secretario Mike Pompeo, así como la Fundación Segunda Enmienda —que defiende el derecho a portar armas— y Defense Distributed, la empresa estadounidense sin fines de lucro que desarrolla y publica diseños de armas de código abierto y listas para ser replicadas mediante impresión 3D. 

La demanda se presenta después de que la semana pasada un juez de Austin (Texas) rechazara la solicitud de entidades que abogan por reforzar el control de armas en el país para impedir que la Administración Trump permitiera a la población descargar planos para imprimir pistolas en impresoras 3D.

La demanda pide que la Corte emita una orden de restricción temporal a nivel nacional, tanto para impedir que el gobierno federal levante los controles de exportación de estos tutoriales, como para evitar que la organización Defense Distributed coloque en la internet los diseños de las armas descargables.

De esta manera, los activistas no lograron prevenir que entrara en vigor el acuerdo entre Defense Distributed y las autoridades estadounidenses, que autorizaba la publicación de planos de pistolas en Internet. Dicho acuerdo fue alcanzado en junio y Defense Distributed planea publicar los planos el 1 de agosto. En otoño del año pasado la empresa lanzó a la venta la impresora tridimensional Ghost Gunner 2, que permite imprimir las pistolas Glock 19 y M1911.

Defense Distributed calificó el 1 de agosto como el día en que concluirá el control de armas en Estados Unidos y comenzará “la edad del arma descargable". Su fundador, Cody Wilson, publicó en Twitter una fotografía de una tumba marcada como "control de armas en Estados Unidos”.

Los diseños, que estarán disponibles de manera gratuita, permitirán que cualquier usuario de la red con acceso a una impresora 3D y a los materiales necesarios fabrique el arma que escoja de los bocetos disponibles.

 

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Tecnología