Impresión 3D con células de plantas

Redacción
Lunes, 20 Agosto 2018
Impresión 3D con células de plantas - impresoras 3D

La Katholieke Universiteit Leuven, o KU, es pionera en la impresión de alimentos en 3D. Nunca antes se había impreso lechuga, pero la investigadora de esta universidad holandesa  lo ha conseguido. 

Los ositos de gominola verdes impresos en el Departamento de Biosistemas están vivos. "Las células vegetales vivas le dan a nuestra comida una sensación jugosa y crujiente en la boca", dice ella. "Por eso que queríamos poder imprimirlas".

Por ahora, nadie ha probado los osos. Vienen directamente del laboratorio. "No son tóxicos, pero tampoco han sido aprobados para el consumo", dice el investigador. "No son una gran aportación para la ciencia, pero la cuestión es que hemos desarrollado un protocolo para imprimir tejido vegetal. Lo importante es la tecnología, la descripción de los materiales, las recetas y condiciones óptimas. He construido una bioimpresora 3D, desarrollado tinta y experimentado con modelos impresos".

Valérie trabaja para el grupo de investigación del profesor Bart Nicolaï, que se ha dedicado a los modelos matemáticos de los alimentos durante años. La fruta virtual es su especialidad, con una gran biblioteca digital de manzanas, peras y tomates matemáticos. Los modelos se utilizan para investigar cómo las frutas y hortalizas pueden obtener una vida útil más larga.

 

Con el profesor Jeroen Lammertyn, surgió la idea de averiguar si la estructura de la fruta también podía ser imitada en la realidad, y no sólo en el ordenador. "La impresión de plantas fue el siguiente paso lógico", cuenta Valérie. "La tinta de chocolate, hummus y glaseado de azúcar ya se usan en el sector alimentario, pero sin publicaciones científicas. Se ha hablado de impresión con carne. Sin embargo, nadie ha impreso antes células vegetales vivas. Durante mi doctorado, investigué si se puede crear tejido vegetal y cómo imprimir células vegetales vivas. El resultado es tanto natural como artificial. La tinta contiene pectina y células vivas que aislé de la lechuga, y después usé para imprimir ositos de gominola. Pero la estructura de panal y los cuadrados también son posibles, con una estructura diferente cada vez, espaciada o menos espaciada".

La lechuga contiene 100 millones de células vivas por milímetro. La lechuga impresa contiene 1 millón de células vivas por milímetro. "La cantidad de células presentes todavía no es lo suficientemente grande, pero sobreviven al cabezal de la impresora. En el futuro, debería ser posible desarrollarlas después de haber sido impresas. La impresión 3D de alimentos es una tecnología emergente. Las aplicaciones artísticas y gastronómicas son obvias. Pero también ofrece oportunidades para la medicina. Muchos pacientes experimentan dificultades para tragar. Al imprimir las células vegetales vivas, podemos mantener el control de la estructura y la textura de las comidas. Además, la presentación es mucho más atractiva que la del puré", explica Valérie.

Además, Valérie también apoya la comida personalizada. "Podría integrarse una bioimpresora en los robots de cocina, con diseños descargables y con la posibilidad de imprimir alimentos ajustados a sus propias necesidades, ya sea un atleta profesional o se esté recuperando de una enfermedad. Con una bioimpresora, se puede imprimir la cantidad exacta de nutrientes necesarios. Pero el futuro de la impresión 3D con células de plantas vivas no se rige únicamente a la comida. En Singapur, por ejemplo, les interesa mi protocolo para imprimir jardines para las fachadas de los rascacielos. Las gominolas vivas de los laboratorios son sólo el comienzo. Con el gerente de innovación Pieter Verboven, otros centros de conocimiento y empresas interesadas, continuaremos desarrollando esta técnica".
 

Etiquetado como: lechuga, comida, plantas, alimentos, células
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Gastronomía