Réplicas de animales para la caza con arco y flechas, nuevo nicho de mercado para la impresión 3D

Redacción
Lunes, 11 Junio 2018
Réplicas de animales para la caza con arco y flechas, nuevo nicho de mercado para la impresión 3D - impresoras 3D

La caza vuelve poco a poco al arco y las flechas. Es la última tendencia del sector cinegético, que busca un modelo más sostenible y selectivo, pero también atraer a un nuevo público. «Caminamos hacia ese modelo, cada vez tiene más adeptos», reconoce Ángel López Maraver, presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), en declaraciones a ABC.

 El arco de caza tiene poco de rudimentario. De poleas, con un visor añadido y un disparador que funciona como un gatillo, se parece más a un dron con dos brazos que al arma de Robin Hood. La flecha viaja a 100 m/s y se lanza a 30 metros del objetivo. La organización calcula que existe un millar de personas que practican la caza con arco, más otros diez mil extranjeros que cada año vienen a España. «Hay mucha demanda de gente que quieren aprender», dice López Maraver, en una jornada para dar a conocer la actividad.

Pero tampoco se libra de la polémica. Los grupos ecologistas critican que es un método «cruel» que raramente mata al animal, de ahí que como alternativa haya surgido lanzar flechas contra réplicas de animales impresas en 3D. 

Se llama «recorrido de caza con arco» y en él no se abate ningún animal vivo. Se trata de un trayecto a contrarreloj con escenarios compuestos de figuras en 3D. Quien dispare a la figura de un lince, 30 puntos menos: es una especie protegida. Quien alcance el corazón de un jabalí, 10 puntos más. Si se alcanza al animal en cualquier otra zona que no sea el corazón o los pulmones, no puntúa: el tiro debería evitar el sufrimiento del animal. «Hay que conocer la ley de caza para practicarlo», explica González.

Como pasatiempo, no necesita permiso de armas y tampoco una edad mínima. Por ello, cada vez más mujeres y niños se inician en la actividad. «Es muy atractiva para los más jóvenes. La gente tiene rechazo a las armas, pero cuando piensas en un arco… suena a Robin Hood», dice López Maraver. También le han encontrado aplicaciones terapéuticas: en Lorca (y pronto en Mijas) un grupo de mujeres practica el tiro con arco como parte de la rehabilitación de pacientes con cáncer de mama.

«Yo o me apuntaba, o me divorciaba», cuenta Gema Manzano, que comenzó a tirar en 2007. Su marido era aficionado a los recorridos, y también su hija menor. Así que acabó cediendo y ahora es cinco veces campeona de España en esta modalidad de caza simulada.

«Me gusta el ambiente, hablar con la gente que va al club y soltar las flechas. Me llena», asegura. Para Manzano es una forma más de hacer deporte con la que le acabó «picando el gusanillo». «Antes de 2007 no pensaba ni en tirar con el arco y mucho menos cazar», explica. Los recorridos le han servido como puerta de entrada a la caza real, que probó por vez primera en 2017.

 

Etiquetado como: caza, arco y flecha, animales
Aplicación: Tecnología
País: España