Réplicas impresas en 3D para el estudio de sapos y tortugas

Redacción
Domingo, 17 Junio 2018
Réplicas impresas en 3D para el estudio de sapos y tortugas - impresoras 3D

Empiezan a caer las primeras lluvias en los bosques de Costa Rica y lossapos amarillos (Incilius luetkenii) se reúnen en manadas de cientos de individuos para iniciar la temporada de apareamiento, un tiempo breve pero intenso.

Este año, sin embargo, tendrán unos compañeros muy inusuales llamados ‘RoboToads’. Estos anfibios monitorizados, impresos en 3D en un laboratorio, podrían ayudar a descubrir los secretos detrás del ritual de apareamiento inusual de estos sapos reales. Y ese es solo uno de muchos misterios que los animales impresos en 3D están comenzando a revelar, según informa La Vanguardia.

”La impresión 3D está realmente resolviendo las grandes preguntas que nos formulamos como biólogos de campo”, dice Daniel Mennill, que ha estado investigando estos sapos durante una década junto a Stéphanie Doucet, ambos ecologistas conductuales de la Universidad de Windsor en Canadá.

Hace varios años, este dúo de biólogos descubrió que durante la temporada de apareamiento, que dura poco más de un día, los sapos macho cambian de color de su marrón opaco habitual a un color amarillo limón muy llamativo. Usando modelos de arcilla hechos a mano, descubrieron por qué: el cambio de coloración ayuda a los machos a identificar a las hembras, que permanecen de color marrón. Pero ahora el equipo quiere descubrir cómo las hembras eligen entre los machos de color similar, una tarea mucho más difícil de hacer con los modelos de arcilla.

El ‘RoboToad’ esté cuidadosamente esculpido en la forma y textura correctas después de ser escaneados de un puñado de fotos. Se imprimieron varias copias y se pintaron para que parecieran machos, algunas de pintaron con color amarillo brillante y otras un tono más oscuro. Además, estos falsos sapos disponen de un motor que hace que se muevan aleatoriamente, dando la ilusión de una criatura viva. 

Cuando comiencen las lluvias, el equipo situará en la zona de apareamiento los sapos impresos en 3D de diferentes tonos, y podrá comprobar a cuál prefieren las hembra salvajes.

El biólogo Grégory Bulté, de la Universidad de Carleton en Ottawa (Canadá), también está usando la impresión 3D para responder a una pregunta que se cuestiona desde hace décadas. Bulté estudia las tortugas mapa del norte(Graptemys geographica), cuyas hembras pueden tener el doble de tamaño que los machos. 

Bulté se preguntaba si los machos podrían sentirse atraídos por las hembras más grandes, pero la naturaleza asustadiza de las tortugas -y el hecho de que se aparean en el suelo del lago- dificultaban la observación.

El equipo de Bulté imprimió dos modelos tridimensionales de tortugas hembras, idénticas en todos los aspectos, excepto en el tamaño, y las colocó a un metro de distancia en el lecho del lago, con cámaras montadas para registrar cómo reaccionaban los machos salvajes. 

Como se predijo, los machos intentaron aparearse con el modelo más grande con mucha más frecuencia que con el modelo más pequeño, informaron los investigadores este mes en Animal Behavior. 
 

Usar animales vivos en este tipo de estudio introduciría una serie de otras variables que serían difíciles de controlar, dice Bulté. Por ejemplo, uno de los animales podría estar relacionado con el macho, lo que podría afectar su elección. Por el contrario, la impresión 3D es “casi un sistema ideal”. Y se pueden imprimir múltiples copias de forma relativamente económica. Eso está muy lejos de las épocas pasadas, cuando un artista o taxidermista necesitaba crear cada modelo individual.

La impresión 3D también les permite a los científicos crear modelos a una escala mucho más precisa, dice el ornitólogo Mark Hauber de la Universidad de Illinois (EEUU). Hauber estudia un comportamiento conocido como parasitismo de cría, en el cual las aves ponen huevos en los nidos de otras especies, dejando a los padres adoptivos criar a sus polluelos. Anteriormente, los investigadores estudiaron las reacciones de las aves hospedantes colocando falsos huevos hechos con yeso y modelos de madera. Pero utilizando la impresión 3D, el equipo de Hauber pudo crear huevos mucho más realistas, lo que permitió a su equipo examinar si las variaciones de solo unos pocos milímetros influyeron en las decisiones de los petirrojos de arrojar los huevos parásitos de sus nidos.

Pero la cantidad de grupos que utilizan la impresión 3D sigue siendo pequeña. “Realmente pensé que la impresión 3D era difícil ... pero luego, cuando comencé, me di cuenta de que no es tan difícil”, dice Bulté. Este asegura que la clave para usar la técnica es la colaboración. “Si las personas no hablan entre sí, entonces se podría pensar que es menos accesible de lo que realmente es”, añade.

 

 

 

Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Tecnología