Vivalatina: la impresión 3D cambió su negocio de joyería en línea

Redacción
Sábado, 14 Abril 2018
Vivalatina: la impresión 3D cambió su negocio de joyería en línea - impresoras 3D

Vivalatina es una empresa joyera radicada en México que se dedica a ofrecer en línea, a través de Internet, creaciones de joyería a la medida, compuestas por plata u oro y con piedras preciosas.

Tiene la particularidad de que ha sido fundada por un empresario francés, Nicolas Tranchant, el cual la ubicó en el país centroamericano para servir desde allí esencialmente al mercado europeo. Por tanto, más de 9.000 kilómetros de océano la separan de sus principales clientes. 

Lejos del mercado de joyas 100% metal, Vivalatina se dedica a fabricar piezas de alta joyería mezclando impresión 3D y trabajo artesanal de confección de joyas utilizando piedras preciosas y materiales orgánicos (madera, conchas, perlas). 

La compañía inició su actividad en el año 2012 con la venta de joyas, pero rápidamente  evolucionó para dedicarse a la creación de piezas hechas a mano, en plata y oro.  

En 2013, empezó a utilizar la impresión 3D de modelos de cera para la fabricación de joyas hechas a la medida y usó los servicios de empresas como Shapeways para tener acceso a una
tecnología que todavía le quedaba fuera de su alcance en aquel entonces. 

En 2015, compró su primera impresora 3D (una 1200 projet de 3DSystems) para poder imprimir en su propio taller los modelos de sus creaciones.

En 2016, cambió su impresora para utilizar una Draken de 3dfacture.com, y ahora usa otra impresora 3D: un kit que ha montado su propio personal y con el que ha logrado bajar los costes de
compra de la máquina y también de las resinas que puede usar con ella

https://polysculpt.com/articles/test-imprimante-3d-bottom-up-v3-plus/

"Orientarme hacia la impresión 3D fue una decisión dificíl al principio, por la inversión que suponía. Ahora, más de la mitad de los proyectos que hacemos en el taller dependen directamente de nuestra impresora 3D -afirma el empresario dueño de Vivalatina-. Esa herramienta -añade- cambió profundamente mi negocio y la manera en que trabajamos para nuestros clientes, ya que ofrece más posibilidades para ellos y bajos costos de operación".

Continúa Nicolas Tranchant: "Cuando empecé mi actividad, trabajaba solo; ahora somos cuatro en el negocio. Ese crecimiento no hubiera sido posible sin la utilización de esta nueva tecnología".

Aun utilizando la impresión 3D, las etapas de trabajo no han cambiado. La empresa recibe fotos, bocetos y descripción de los proyectos de sus clientes para poder crear unas modelizaciónes 3D de su proyecto, etapa indispensable antes de utilizar la impresión tridimensional.

Esa etapa le permite ponerse de acuerdo con el cliente y no dejar ningún detalle sin validación por su parte. Luego, con la impresión 3D obtiene la maqueta física de la joya, exactamente tal como la validó el cliente.

Sigue luego el proceso convencional de fundición a la cera perdida, para acabar manualmente la confección de la joya.

Según Nicolas Tranchant, casí todos los proyectos de su empresa podrían hacerse sin la impresión 3D, pero esta tecnología le ofrece las ventajas siguientes:

-Producen exactamente lo que el cliente validó, sin ninguna mala sorpresa o malentendido (lo que es notable porque están la mayoría del tiempo a  más de 9.000 kilómetros de distancia de ellos).

-Las modificaciones se hacen de manera rápida y económica,  sin reiniciar desde cero el trabajo de diseño.

-Es fácil volver a producir un modelo o producir pequeñas series de joyas. Típicamente reciben pedidos de 5/7 piezas con pequeñas variaciones que serían muy pesados de hacer  manualmente pero que resulta fácil con la impresión 3D.

-Pueden desarrollar colecciones de joyas produciendo a la demanda las piezas por unidad pero bajando los costos porque el diseño ya está hecho en 3D y la fabricación del master en cera es una formalidad.
 

 

 

 

 

Etiquetado como: Vivalatina, joyas, joyería
Aplicación: Joyería
País: México