La refinería de Petronor incorpora repuestos impresos en 3D

Redacción
Lunes, 05 Febrero 2018
La refinería de Petronor incorpora repuestos impresos en 3D - impresoras 3D

La refinería de Petronor en Muskiz (Vizcaya) ha sustituido los impulsores de diez bombas que emplea para achicar agua con repuestos fabricados en metal con impresión 3D por la empresa Addimen, especializada en fabricación aditiva metálica y con sede en Derio.

Esta actuación se inscribe en el programa Bind 4.0 del Gobierno vasco, destinado a empresas emergentes ("startups") y en el que colabora Repsol, propietaria de Petronor, ha informado la petrolera.

A diferencia de otras aceleradoras de empresas, Bind 4.0 no se centra en buscar un socio inversor para las emergentes, sino que el objetivo es que ésta consiga su primer contrato, de hasta 75.000 euros, con alguna de las grandes compañías industriales que colaboran en el programa.

Petronor encargó a Addimen confeccionar por fabricación aditiva los impulsores de diez bombas que se usan para achicar agua en un servicio no crítico de la refinería de Muskiz y que no comprometía la operativa ni la seguridad de la planta.

Addimen realizó una tirada en acero inoxidable de esos impulsores, que forman parte una maquinaria antigua, de la que ya no hay piezas de repuesto en el mercado y hasta ahora había que fabricarlas por fundición.

Entre las ventajas de la fabricación aditiva en metal, que emplea como materia prima polvos metálicos que son fusionados por láser hasta lograr la pieza, que se elabora a partir de un modelo 3D, están los menores plazos en que se fabrican los repuestos y la reducción de existencias que hay que tener de los mismos en las instalaciones industriales.

Esta técnica permite la producción bajo demanda de series cortas y simplifica la reposición de elementos antiguos de los que ya no hay planos ni moldes.

Con ella, será más difícil que los fabricantes descataloguen los repuestos, pues será sencillo fabricarlos de nuevo en pocos días, lo que supone una mejora importante con respecto a la fundición donde el proceso puede llevar meses.

Además, la aparición de catálogos virtuales evitará que tenga que haber en los complejos industriales grandes existencias de piezas de recambio.

No obstante, la fabricación aditiva tiene limitaciones, como el tamaño de las piezas o los materiales que se pueden utilizar, entre los que están excluidos el acero al carbono convencional y el bronce, metales muy habituales en el equipamiento industrial.

Etiquetado como: Petronor, refinería, Addimen