Reconstruido en 3D el rostro de una reina del Perú de hace 1.200 años

Redacción
Domingo, 17 Diciembre 2017
Reconstruido en 3D el rostro de una reina del Perú de hace 1.200 años - impresoras 3D

Investigadores han reconstruido el rostro de la reina peruana Huarmey, que fue enterrada hace 1.200 años rodeada de lujos. Tras el descubrimiento de su tumba en 2012, los científicos han utilizado un modelo impresdo en 3D de su cráneo para reconstruir su cara con una fidelidad y realismo asombrosos, tarea en la que han empleado 220 horas.

Los restos de esta mujer fueron encontrados en una tumba conocida como El Castillo de Huarmey. La tumba estaba ubicada en un sitio que alguna vez fue un complejo de templos para el pueblo Wari, que había vivido en esta área durante siglos antes de que los incas los sometieran. En total, 58 nobles habían sido enterradas en esta tumba, incluidas cuatro reinas o princesas.

La mujer tenía alrededor de 60 años cuando murió, y los arqueólogos se refirieron a ella como la Reina Huarmey, ya que probablemente era miembro de la élite Wari. Hicieron esta suposición basándose en el hecho de que estaba enterrada en su propia cámara privada, lejos de las demás, y que estaba rodeada de lujos, incluyendo un hacha ceremonial, bengalas de oro y una copa de plata. 

Además, su esqueleto sugería que había pasado la mayor parte de su vida sentada pero usando la parte superior de su cuerpo, por lo tanto posiblemente tejiendo los textiles que eran más preciosos y caros que el oro o la plata en esa época.  También le faltaban algunos dientes, y esta carencia insinuaba que ella había estado bebiendo regularmente una bebida azucarada llamada chichi, que solo la élite Wari podía tomar.

En la primavera de 2017, los arqueólogos Miłosz Giersz y Oscar Nilsson se propusieron reconstruir el rostro de esta mujer en forma física, y la tecnología de impresión 3D fue una parte clave del proceso. Los restos del cráneo se escanearon y luego se convirtieron en un modelo 3D digital, que se imprimió utilizando una impresora 3D para formar la base de la escultura. Con todo esto en su lugar, el resto de las características fueron minuciosamente añadidas a mano.

Nilsson examinó la construcción del cráneo y utilizó conjuntos de datos detallados para estimar el grosor de los músculos y la carne que habría estado en el hueso de la mujer. Como referencia, usó fotografías de indígenas andinos que vivían cerca de la tumba. También añadió cabello real de una anciana andina, que Giersz compró en un mercado cercano de pelucas peruanas, para reconstruir el corte de pelo de la Reina Huarmey. En total, el proyecto de reconstrucción tomó alrededor de 220 horas.

La impresión que produce el rostro terminado es sorprendente. Nilsson afirma que su uso de licencias creativas junto con procesos técnicos avanzados ha sido la clave para conseguir este efecto. "Si consideras que el primer paso es ser más científico, poco a poco entraré en un proceso más artístico, donde necesito agregar algo de una expresión humana o chispa de vida. De lo contrario, se parecería mucho a un maniquí". ha declarado.

La cabeza está ahora en exposición en el Museo Etnográfico Nacional de Polonia, ubicado en Varsovia.

Etiquetado como: Reina, Perú, rostro, cara
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Arte y cultura
País: Perú