Digitalización e impresión 3D de piezas de repuesto

Redacción
Miércoles, 22 Noviembre 2017
Digitalización e impresión 3D de piezas de repuesto - impresoras 3D

El Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia, la Universidad Aalto de este mismo país y diversas empresas europeas han participado en el programa de Internet Industrial de Tekes y llegado a la conclusión de que el 5% de las piezas de repuesto se pueden almacenar en almacenes digitales para su posterior impresión en 3D, con considerables ahorros de tiempo y de dinero.

Las piezas de repuesto y toda la información relacionada pueden almacenarse y transferirse digitalmente. La disponibilidad aumenta cuando se puede imprimir en 3D una nueva pieza de repuesto de acuerdo con las necesidades, cerca del usuario final.

"La industria ahora tiene todas las oportunidades para impulsar los negocios al hacer que las piezas de repuesto se conviertan en un área de enfoque del desarrollo. Alrededor del cinco por ciento de las piezas se pueden fabricar digitalmente, según las necesidades. La tecnología de impresión 3D ha alcanzado el nivel en el que es posible una fabricación de alta calidad ", afirma Sini Metsä-Kortelainen, gerente de proyectos de VTT.

Las grandes plantas de producción mantienen grandes almacenes de piezas de repuesto, donde una gran cantidad de piezas esperan largos períodos antes de ser utilizadas.

"El capital se libera para un uso más productivo cuando las existencias disminuyen. La fabricación basada en la demanda también reduce la carga medioambiental, ya que las piezas de repuesto no se dejan sin utilizar. Otra oportunidad importante radica en reducir los tiempos de inactividad a través de una fabricación de piezas de repuesto más rápida ", afirma por su parte Mika Salmi, gerente de proyecto del proyecto para la Universidad de Aalto.

El proyecto de investigación encontró que las piezas de repuesto digitales son particularmente apropiadas en el caso de piezas extremadamente antiguas o que rara vez se necesitan, cuyo almacenamiento o disponibilidad no sería viable. "Tenemos muchos artículos individuales y estamos a la espera de la nueva flexibilidad y velocidad que traerá la producción en 3D", dice Petri Strengell , Vicepresidente del Grupo Raute.

Los fabricantes ya están utilizando la impresión 3D en el desarrollo de productos y, cada vez más, en la producción de repuestos. Sin embargo, la mayoría de las piezas de repuesto están diseñadas para la fabricación por métodos tradicionales, por lo que información no permitiría su impresión 3D directa. 

El desafío radica en identificar piezas imprimibles en 3D a partir de bibliotecas de repuestos y organizar los datos de tal manera que toda la información de fabricación esté disponible además de los modelos 3D. La industria del automóvil es el primer sector en participar en la digitalización.

El proyecto también implicó el desarrollo de conceptos para el futuro. La fabricación digital permite la personalización de las piezas según sea necesario, lo que permite innumerables versiones de productos o actualizaciones. 

Además, varios identificadores o sensores pueden agregarse a las piezas de repuesto durante la fabricación, lo que permite controlar el funcionamiento de las máquinas y equipos o autentificar las piezas. Si una pieza de repuesto está equipada, por ejemplo, con un sensor de desgaste, a medida que se  usa la pieza ésta puede incluso iniciar la fabricación de un reemplazo.

Valorado en alrededor de 1,4 millones de euros, el proyecto forma parte del programa de Internet industrial de Tekes. Lanzado a principios de 2016, el proyecto está financiado por Tekes y las organizaciones y organizaciones de investigación participantes son: 3DTech Oy, ABB Oy Drives, AM Finland Oy, Hetitec Oy, Kone Corporation, Laserle Oy, Materflow Oy, Grano Oy, Patria Aviation Oy, Raute Corporation, Rolls-Royce Oy Ab, Sacotec Components Oy and Wärtsilä Finland Oy.

Etiquetado como: repuestos
Aplicación: Tecnología