La impresión 3D ayuda a un niño con grave escoliosis a sentarse de nuevo

Redacción
Miércoles, 11 Octubre 2017
La impresión 3D ayuda a un niño con grave escoliosis a sentarse de nuevo - impresoras 3D

Cirujanos franceses del CHU Amiens-Picardie ha realizado, con la ayuda previa de la impresión 3D y con la simultánea de un robot médico, una delicada intervención quirúrgica a un niño de 6 años de edad que sufría tal grado de escoliosis que ni siquiera podía sentarse.

La escoliosis progresiva le había provocado la atrofia de la espina dorsal y una severa debilidad muscular.

El equipo médico, compuesto por cirujanos de diversas especialidades (François Deroussen, Richard Gouron y Michel Lefranc) y de anestesistas, ha preparado la operación durante un año con el objetivo de enderezar la columna vertebral del niño con tallos colocados a lo largo de la misma en una intervención que debía ser "mínimamente invasiva" y en la que fue preciso realizar pequeñas incisiones en el cuerpo del paciente con la ayuda de un robot.

El equipo comenzó explorando al niño en tracción. Esta actuación permitió visualizar su columna vertebral en la posición más cercana a la que estaría en la mesa de operaciones. Mediante impresión 3D se produjo el modelado de la espalda deformada. Esta parte reconstruida del hueso se integró en un maniquí del mismo tamaño que el del paciente.

Por lo tanto, el equipo pudo diseñar las distintas fases de la intervención de forma segura. Incluso se hicieron dos operaciones simuladas con el maniquí impreso en 3D antes de la intervención  real, lo que permitió garantizar la compatibilidad de los tornillos con el harware del robot y comprobar que el tamaño de los implantes se correspondía con la talla del enfermo.

Gracias a los ejercicios de simulación, el equipo pudo trabajar tranquilamente, con un buen nivel de seguridad para este joven paciente. La cirugía duró tres horas y los cirujanos se beneficiaron de la asistencia y precisión del robot, llamado Rosa. 

Una vez que el robot está configurado, su ayuda es valiosa. Los dos equipos distribuyeron el montaje de los tallos en las partes superior e inferior de la columna vertebral. Entonces los doctores eligieron los puntos de fijación de los tornillos; la perforación y su instalación fueron guiadas por el robot. 

La instalación de tornillos con un diámetro de 7 mm en un corredor óseo de 8 mm, "cerca de las raíces nerviosas, sigue siendo muy compleja y rara, y son grandes en comparación con el tamaño pequeño de los huesos del niño", dijo el equipo quirúrgico en un comunicado de prensa.

"En cada simulación, mejoramos el tiempo (de la operación)", dijo el Dr. François Deroussen, cirujano ortopédico pediátrico en el origen del proyecto.

"Las incisiones son más pequeñas gracias al robot, hay menos dolor postoperatorio, y la posibilidad de que el paciente se siente más rápido" que con la técnica convencional, continuó el profesor Gouron.

Louis, el niño operado y cuya espalda estaba doblada a más del 50% y para quien los corsés y la rehabilitación ya no eran suficientes, ahora puede sentarse y respirar mejor.

El hecho de poder sentarse obviamente mejora su comodidad de vida, sus relaciones sociales y evita los riesgos asociados con la posición extendida permanentemente. También se ibera de las complicaciones (respiratorias, digestivas, cutáneas ...) asociadas a una escoliosis severa.

Los cirujanos especifican que este tipo de intervención se reserva para un número reducido de casos: niños frágiles cuyo crecimiento no está terminado y cuya escoliosis es difícil de solucionar o que ya no pueden beneficiarse de un aparato. Ya otros cuatro pacientes pequeños están esperando la cirugía.

Etiquetado como: Escoliosis
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina