ReDura, membrana impresa en 3D para recubrir el cerebro

Redacción
Viernes, 01 Septiembre 2017
ReDura, membrana impresa en 3D para recubrir el cerebro - impresoras 3D

La tecnología de impresión 3D ha ayudado a crear cosas como ropa, casas, esculturas, modelos de tumores, partes de máquinas, incluso drones. El Pueblo en Línea informa sobre el caso de un paciente que se sometió a una cirugía cerebral en Pequín recientemente.

La operación era poco convencional, casi de ciencia ficción. Sin embargo, era real y tuvo éxito.

Al final del proceso, su cerebro quedó cubierto con ReDura, una membrana impresa en 3D, por expertos en el tercer hospital de la Universidad de Pekín.

ReDura es un producto de Medprin Regenerative Medical Technologies Co Ltd, una compañía con sede en Guangzhou de bio-impresión 3D.

Yuan Yuyu, presidente de Medprin, dijo: "Las incisiones de cirugía cerebral solían ser cubiertas con membrana compuesta de materiales de origen animal, lo que expone a los pacientes a riesgos de transmisión de enfermedades. También hace falta mucho tiempo para que estos tejidos animales se integren completamente en los propios tejidos de los pacientes, lo que prolonga el sufrimiento del enfermo".

ReDura, que se crea con máquinas de impresión 3D, se compone de material biodegradable. (Los expertos utilizan términos técnicos difíciles para explicar que la "estructura biomimética a medida" de la membrana se asemeja a la de la "microestructura de la matriz dural nativa", que proporciona un "andamio apropiado" para la "proliferación de células" a "rápidamente repara el área defectuosa ".)

Basta con decir que es mágico, increíble y lo suficientemente maravilloso como para ser un sustituto digno de las versiones anteriores de la membrana.

No es de extrañar que ReDura haya recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de China y ha ganado aceptación en la Unión Europea.

ReDura es sólo la punta del iceberg en el mundo de la impresión en 3D.

Las empresas chinas han hecho rápidos avances en la tecnología de impresión tridimensional.

El progreso abarca tanto la investigación fundamental como las técnicas de fabricación. Diferente de la fabricación tradicional, que se basa en la eliminación de material mediante el corte y la perforación, la impresión 3D crea objetos mediante la colocación sistemática de materiales, tales como cera, metal y poliuretano, sobre la base de planos virtuales de diseños asistidos por ordenador.

Un ejemplo impresionante en el sector de la aviación es el C919, el primer avión grande de pasajeros de China, que tiene componentes impresos en 3D que ayudan a reducir su peso y acortar el tiempo de entrega. El avión hizo su primer vuelo a principios del año 2017.

Wang Peng, secretario general de la Alianza de Fabricación pro Impresión 3D de China o AMAC, dijo que después de años de desarrollo, la impresión 3D está entrando en una nueva fase en China, desde un concepto innovador hasta algo bastante útil para mejorar plantas de manufactura, hospitales e incluso aulas.

"La impresión en 3D está en auge, hemos cultivado un sistema industrial relativamente bueno, con técnicas de fabricación cercanas o a la par con los principales países extranjeros, el sector está saltando de la investigación de laboratorio a aplicaciones industriales", dijo Wang.

El año pasado, el valor de producción de la industria de impresión en 3D de China alcanzó casi 8.000 millones de yuanes (1.120 millones de dólares), un alza del 87,5% interanual, destacando el fuerte impulso, según muestran los datos de AMAC.

Beijing, Shaanxi, Guangdong, Hubei y Shanghai han formado una cadena en la industria de la impresión 3D en términos de geografía, que abarca el diseño de productos, materiales, componentes clave, equipos e industrias. La provincia de Shaanxi ha solicitado más de 1.000 patentes relacionadas con la impresión en 3D.

"La tecnología representa la dirección futura de la fabricación inteligente, ya que combina las ventajas de la producción a gran escala con la fabricación personalizada. Es altamente eficiente y rentable", dijo Zuo Shiquan, un experto en fabricación del Beijing China Center for Information Industry Development, un instituto de investigación afiliado al Ministerio de Industria y Tecnología de la Información o MIIT.

Se espera que la industria de la impresión en 3D de China alcance los 7,68 mil millones de dólares en valor de producción, o un tercio del mercado global en 2020, según un pronóstico del Instituto de Información de la Industria de China.

El MIIT está elaborando un plan 2017-20 para acelerar el desarrollo de la impresión 3D. Estableció el Centro Nacional de Innovación al forjar amplias asociaciones entre universidades y empresas. La idea es ayudar a resolver los problemas tecnológicos que impiden la aplicación comercial de la impresión 3D.

No es sorprendente que empresas como Shining 3D Tech Co Ltd, especialista en impresión en 3D con sede en Hangzhou, sean optimistas con respecto al sector.

Shining ya ha proporcionado servicios de impresión y digitalización 3D a más de 10.000 clientes en todo el mundo. Sus clientes incluyen corporaciones globales como Intel Corp, Robert Bosch GmbH y Adidas.

Huang Xianqing, vicepresidente de Shining 3D, dijo que la impresión en 3D puede satisfacer la creciente demanda de los consumidores por productos ecológicos y personalizados.

La compañía ha aplicado con éxito sus técnicas de impresión 3D para fabricar tubos de escape para automóviles Ford. Diferente de los tubos de escape tradicionales, cuyo diseño simple conduce a un mal flujo de aire y una gran pérdida de potencia, los tubos impresos en 3D de la compañía pesan un 67% menos. También pueden ayudar a los vehículos a cambiar la velocidad del flujo de aire del motor del coche, lo que ahorra energía.

A principios de este año, Shining se asoció con la compañía estadounidense de tecnología Hewlett-Packard Inc para ofrecer mejores servicios de impresión en 3D. Las dos partes desplegarán hardware y software de impresión HP 3D en 50 ubicaciones en China, incluyendo Beijing, Shanghai, Guangzhou, Chengdu y Nanjing.

No se trata sólo de segmentos de alta tecnología o de gama alta que abarcan la impresión 3D. En el distrito suburbano pekinés de Huairou, ingenieros chinos de un parque económico y de desarrollo están estudiando cómo fabricar impresoras 3D que puedan producir artículos del hogar.

Los ingenieros son empleados de cerca de 300 compañías de la zona, entre ellas Beijing Tiertime Technology Co Ltd, el primer exportador de impresoras 3D de China.

Tiertime Tech vende decenas de miles de impresoras 3D a más de 40 países cada año. Su personal de más de 150 empleados imprime productos que van desde juguetes y figuras de dibujos animados hasta carcasas de teléfonos móviles y decoración para el hogar.

Luo Jun, secretario de la Alianza Mundial para la Industria de la Tecnología de Impresión 3D, dijo que China necesita intensificar la investigación y el desarrollo de la "tinta" de las impresoras 3D (es decir, material con cualidades estables).

"La aleación a base de níquel, la aleación de cromo cobalto y los plásticos de ingeniería resistentes a alta temperatura y alta resistencia no han sido producidos en serie." Algunos materiales utilizados para la fabricación de mediante impresión D son en su mayoría artículos importados.

 

Etiquetado como: ReDura, membrana, cerebro, China
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina