Una popular calculadora mecánica de los 40 resurge gracias a la impresión 3D

Redacción
Miércoles, 02 Agosto 2017
Una popular calculadora mecánica de los 40 resurge gracias a la impresión 3D - impresoras 3D

La popular calculadora mecánica Curta, que fue extensamente utilizada hasta la llegada de las calculadoras electrónicas en los setenta, ha sido traida de vuelta a la actualidad gracias al trabajo del maker Marcus Wu, que ha realizado una versión a escala por impresión 3D.

La calculadora Curta fue muy popular por su pequeño tamaño y grandes prestaciones, hubo dos modelos, para operaciones con 8 y 11 dígitos respectivamente. La versión que ha realizado Wu está realizada a escala 3:1, es decir, ha tenido que hacerla más grande, ya que para alcanzar la precisión necesaria de las medidas y tolerancias que exigía el diseño original, su impresora 3D no era suficiente, aún así, ha sido un trabajo más que considerable el conseguir la precisión necesaria de las múltiples piezas que la componen.

El creador de la Curta, el austríaco Curt Herzstark, la empezó a idear en los años 30, a partir de otros diseños anteriores existentes, con la idea de hacerla más simple y compacta, además de poder hacer restas, no sólo sumas. Tras patentar su modelo en 1938 se vio inmerso en la segunda guerra mundial donde acabó en un campo de concentración en el que, irónicamente, pudo seguir con su desarrollo, al enterarse uno de los jefes del campo de su invento que pensó sería un regalo estupendo para Hitler "después de ganar la guerra".

Tras la liberación del campo y el fin de la guerra, Curt pudo seguir con su desarrollo hasta hacerlo comercialmente viable. Se calcula que se fabricaron unas 140.000 unidades, siendo las últimas del año 1972. Ahora son objetos de coleccionista, a pesar de que muchas de ellas siguen funcionando con total normalidad.

Etiquetado como: Curta, calculadora
Aplicación: Gadgets, Tecnología