Chris Froome ganó su cuarto Tour con la ayuda de la impresión 3D

Redacción
Lunes, 24 Julio 2017
Chris Froome ganó su cuarto Tour con la ayuda de la impresión 3D - impresoras 3D

El corredor británico nacido en Kenia Chris Froome ha contado con la ayuda de la impresión 3D para ganar su cuarto Tour de Francia, ya que el manillar de su bicicleta estaba compuesto por piezas ultraligeras de titanio realizadas mediante fabricación aditiva por la firma italiana Pinarello.

Según La Vanguardia, estas piezas se utilizan para mejorar la aerodinámica de la bicicleta y mejorar el rendimiento en las contrarrelojes.

La impresión de piezas en 3D ya fue utilizada por el Team Sky, el equipo de Froome,  en la primera contrarreloj de este Tour de Francia y también en la crono decisiva de la penúltima etapa, que no ganó Froome, el cual quedó en segundo lugar aunque se aseguró el triunfo definitivo en la ronda francesa.

No ha sido la primera innovación del Team Sky en este aspecto. En la primera contrarreloj en  Düsseldorf, otros equipos se quejaron de la utilización de “maillots ilegales” por parte del Sky, en concreto la utilización de Vortex, unos elementos añadidos que mejoran la aerodinámica. A pesar de las quejas de dos equipos, los jueces no consideraron ilegal esta indumentaria del conjunto británico.

Aunque el titanio es una materia prima cara, sus características ligeras y rígidas dan como resultado un componente de alto rendimiento que es capaz de producir las ganancias de tiempo vistas en el Tour.

Las piezas del manillar impresas en 3D fueron diseñadas específicamente para cada ciclista usando dinámica de fluidos computacional, así como análisis de elementos finitos, que pueden predecir fuerzas reales y asegurar la integridad estructural del producto.

En el proceso de impresión tridimensional se utilizó tecnología de lecho de polvo, que da como resultado el acabado único visto en los componentes. Se cree que es la misma tecnología que se vio en la bicicleta de Bradley Wiggins cuando éste batió el récord de la hora hace dos años en el velódromo de Londres.

Se espera que el manillar esté disponible también para el gran público a finales de esta temporada. El fabricante italiano Pinarello estima que necesitará de  un plazo de 90 días después de una exploración de las características físicas del cliente interesado para poder crear las piezas por impresión 3D.

Aunque de momento no hay un precio fijado, se estima que el manillar de titanio impreso en 3D estará, obviamente, en la gama alta de la compañía italiana.

 

Aplicación: Tecnología