Impresión 3D con cenizas funerarias para objetos personalizados

Redacción
Miércoles, 09 Agosto 2017
Impresión 3D con cenizas funerarias para objetos personalizados - impresoras 3D

La empresa española Narbon se presenta a sí misma como especialista en comunicación y servicios de innovación en el sector funerario y afirma que gracias a la implantación de las nuevas tecnologías el sector de decesos conseguirá altos grados de satisfacción "antes, durante y después del fallecimiento del ser querido".

Y en esta línea era inevitable su encuentro con la impresión 3D y que utilice esta tecnología para la creación de objetos personalizados a partir de cenizas del difunto.

Según ha declarado a El Mundo su director comercial, José María Robisco, Narbón es pionera en introducir las nuevas herramientas del mercado en un ámbito muy delicado. "Vendemos una experiencia emocional, no una tecnología", indica. Su último lanzamiento responde al nombre de 3D Memories, un servicio que permite imprimir en 3D las cenizas de la persona fallecida obteniendo un recuerdo físico de ella. La empresa ha patentado la tecnología de uso, es decir, la mezcla de los restos fúnebres con el material base. Entre los compuestos que utiliza destaca el plástico, la madera o el metal, aunque la cerámica es el producto estrella.

Las posibilidades de diseño son, casi, infinitas. Desde bustos y jarrones a colgantes o anillos. Sólo existe un límite, la gravedad. "Si los ángulos y los voladizos son muy pronunciados, la cerámica se puede caer hasta que no se seque", explica Robisco. Por eso, las formas cilíndricas son las más aptas. La idea de Narbón es que cada funeraria tenga su propio catálogo único, aunque también ofrece la posibilidad de hacer diseños personalizados.

La compañía se encarga de todo el proceso. La funeraria le envía la parte proporcional de las cenizas y en una semana recibe el objeto en 3D. «Certificamos la trazabilidad durante todo el tratamiento de las cenizas, asegurando el máximo respeto en cada etapa del proceso», indica el director comercial. «Igual que un crematorio».

Nunca se utilizan el 100% de las cenizas, sólo se usa una parte proporcional que varía en función del tamaño del objeto. Uno de los retos de la tecnología ha sido, precisamente, asegurar que todas las cenizas acaban incorporándose a la masa cerámica. "Garantizamos que no se pierde nada", dice. De hecho, si reciben más cantidad de la necesaria, devuelven el sobrante a los familiares. "Lo que pueden parecer sólo cenizas, para alguien son una persona importante".

El círculo se cierra con la incorporación de un código QR en el objeto, que conecta con surecuerdo.com, una especie de red social, también creada por Narbón, donde los familiares y amigos pueden subir vídeos y fotos del fallecido o escribir sus condolencias.

Este desarrollo le ha valido a Narbón para llevarse el premio a la empresa innovadora y al producto innovador de Funermostra, la Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios celebrada en Feria Valencia.

Etiquetado como: Cenizas, Narbon
Aplicación: Tecnología
País: España