Una prótesis de brazo impresa en 3D para Conchi

Redacción
Jueves, 04 Mayo 2017
Una prótesis de brazo impresa en 3D para Conchi - impresoras 3D

Conchi, una niña de 9 años natural de Redován (Alicante), por vez primera ha experimentado la sensación de poder coger algo con su brazo izquierdo ya que nació sin parte de esta extremidad.

Fulgencio Bermejo, profesor de sistemas electrónicos en el IES El Palmeral de Orihuela, ha hecho posible este sueño junto a otras personas que, de manera altruista y en sus ratos libres, han diseñado para la pequeña alicantina una prótesis de brazo en 3D. La Primera Feria de Formación Profesional de Orihuela que se ha celebrado en el municipio ha sido la ocasión para su entrega y tal como describe este profesor a la Cadena SER, "ha sido genial".

Explica que no sabían cómo iba a reaccionar Conchi, pero "le ha encantado, se ha puesto a jugar, y cuando ha visto que podía sujetar un objeto y levantarlo, su cara sido impresionante" y su imagen, imborrable".

La iniciativa de un "Brazo para Conchi" partió en el año 2015. El IES el Pameral coordinaba entonces el proyecto nacional Gutenberg 3D de Innovación que obtuvo la máxima puntuación. En él participaban once centros de España. Tres de ellos, dentro de una de las actividades, se inscribieron en una ONG que se dedica a hacer prótesis caseras a niños sin recursos en impresoras 3D. Al Colegio Don Bosco de Errentería de Guipuzcoa llegó la petición de una niña de la Vega Baja, de Conchi. El profesor Carlos Lizarbe, que había diseñado una para otro niño, le dio traslado a Fulgencio y ahí comenzó el reto.

Los colores de la prótesis los ha elegido la propia Conchi: rojo y rosa. El material: plástico derivado del almidón. La ilusión de la pequeña, relata Fulgencio Bermejo era "ir al colegio por la tarde para poder enseñár el brazo a sus compañeros". Y es que han pasado meses desde el inicio de los trabajos para hacerla realidad. Se comenzó escaneando su brazo y se imprimió en 3D, en plástico, para no molestarla, lo que sirvió de modelo para ir adaptando la prótesis, conseguir movilidad y que pudiera agarrar objetos.

Junto a Fulgencio Bermejo, del IES el Palmeral, ha trabajado durante dos años en esta iniciativa Ramón Cayuelas del Colegio San José Obrero de Orihuela, donde estudia la hermana de Conchi, y han colaborado alumnos y otros profesores de ambos centros, así como una ortopedia del municipio.

Etiquetado como: brazo, prótesis, Orihuela, Conchi