Boeing ahorrará 3 millones de dólares en cada avión con la impresión 3D de titanio

Redacción
Jueves, 13 Abril 2017

La impresión 3D puede no ser todavía el fenómeno doméstico que muchos esperaban, pero esta tecnología continúa avanzando para encontrar un lugar en el mundo de la fabricación industrial. Reuters informa que la multinacional aeronáutica norteamericana Boeing comenzará a utilizar piezas de titanio impresas en 3D  en la construcción de su avión de pasajeros 787 Dreamliner. 

Estos son los primeros componentes estructurales impresos en 3D  que han sido aprobados por la Autoridad Federal de Aviación y eventualmente podrían ahorrarle a Boeing hasta $ 3 millones de dólares en costes de construcción por cada aparato construido.

Estos ahorros son importantes para Boeing, que perdió dinero en cada 787 construido hasta el año pasado. Esta circunstancia es bastante normal en los programas de aviones comerciales, que necesitan una gran cantidad de dinero en la investigación inicial y en la ingeniería, antes de recortar gastos, haciendo  el proceso de fabricación más eficiente.

Por ejemplo, la producción del Dreamliner sólo se convirtió en rentable en el año 2016. Hasta entonces,  Boeing acumuló unos 29.000 millones de dólares en pérdidas.

Bajo un proceso denominado RPT® Rapid Plasma Deposition, la compañía Norsk Titanium se hsa convertido  en el primer proveedor de este material conforme a las especificaciones de Boeing.

Un proceso en el cual el alambre de titanio se funde con precisión con gas inerte argón, transformando el alambre de titanio en componentes complejos válidos para aplicaciones estructurales y de seguridad crítica. Este procedimiento es supervisado 2.000 veces por segundo, asegurando con ello la calidad del producto final.

A título de ejemplo, el Airbus A-350 está compuesto por un 14% de titanio. Con la introducción de esta nueva tecnología de titanio impreso en 3D, el ahorro por avión se situaría en torno a los 3 millones de dólares, por cuanto este nuevo proceso se caracteriza por generar menores residuos de titanio frente al sistema de fabricación tradicional de forja y palanquilla.

Y ello  sin tener en cuenta el beneficio en la reducción de costes de producción, así como en el tiempo de comercialización del producto final, que como media es un 75% menor.

El 787 es particularmente preocupante en cuanto a costes debido a su amplio uso de titanio. Esta aleación metálica es fuerte, ligera, y ayuda a mantener un consumo eficiente de combustible del avión, pero cuesta siete veces más que el aluminio, que se utiliza comúnmente en los aviones comerciales.

 

Etiquetado como: Boeing 787, titanio
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Aeroespacial