Noticias

Premio para un dron antiminas personales parcialmente impreso en 3D

Redacción
Miércoles, 12 Abril 2017
Categoría: Impresoras 3D

Jesús Suriol, de Vilobí del Penedès, y Daniel Llopart, de Vilafranca del Penedès, han ganado un galardón especial del Ministerio de Defensa del Gobierno de España en los premios Nacionales Don Bosco a la investigación e innovación tecnológica por el diseño de un dron que detecta minas antipersonas.

Los dos jóvenes, estudiantes del ciclo formativo de grado superior de mecánica del centro Salesians de Sarrià, en Barcelona, quieren dejar claro que este tipo de dron ya existe, pero que lo que han conseguido ellos es abaratar su coste en unos cuantos miles de euros.

Concretamente, el suyo tiene un coste de producción de unos 3.000 euros, y los que se están vendiendo mayoritariamente en Estados Unidos valen unos cientos de miles. Uno de los motivos por los que el suyo es más económico es porque está diseñado para funcionar con software libre, y es por ello por lo que el Dron500 ya ha despertado el interés de países como Suráfrica y Colombia.

Los jóvenes explican que la idea surgió de la necesidad de hacer un trabajo de fin de curso. Tenían claro que construirían un dron, y un día, hojeando la prensa, se les ocurrió que podría tener fines sociales y ayudar a buscar minas antipersonas.

Primero comenzaron diseñando la estructura, después hicieron los cálculos de peso, comprobaron los motores que necesitarían y compraron el circuito electrónico, la única pieza que no han diseñado ellos. Parte de los soportes del dron están hechos en impresora 3D, siempre con el objetivo de que pesara lo menos posible. El dron pesa cuatro kilos y puede cargar ocho más por si tiene que llevar algún tipo de material médico, por ejemplo.

Además, está construido con aluminio aeronáutico y diseñado de tal manera que si topa con algo sólo se deformen las patas, que se pueden cambiar fácilmente, y evitan que se dañe la estructura. El aparato se puede hacer funcionar de manera manual automática, ya que lleva GPS y cámara.

Suriol apunta que, aunque no han podido comprobar el dron con minas antipersonas reales, ahora, con la inyección económica del Ministerio de Defensa, lo que harán es comprar el detector y terminar el dron para probarlo en campos reales.

La intención de los dos jóvenes es desarrollarlo y sacarlo adelante para poder comercializarlo, aunque no tienen una fecha concreta para terminar su trabajo. Lo que tienen claro es que quieren que su invento tenga un fin social y sirva para ayudar a organizaciones y gobiernos que quieran acabar con las minas.

El tribunal para la concesión del Premio del Ministerio de Defensa estuvo formado por oficiales del Área de Inspección Industrial de la Delegación de Defensa en Aragón.

Con el Premio Especial del Ministerio de Defensa, además de mostrar la colaboración y el apoyo del Ministerio a la investigación e innovación entre los estudiantes de formación profesional y bachiller, se busca fomentar la cultura de defensa entre los estudiantes y personal docente participante y visitante y las empresas e instituciones colaboradoras o  asistentes al Premio.

Etiquetado como:
Aplicación:
País: