Detenido tras poner a la venta un arma impresa en 3D por un millón de dólares

Redacción
Lunes, 03 Abril 2017

La Policía australiana detuvo e imputó a un publicista de ascendencia oriental llamado Sicen Sun, que ofreció a través de la red social Facebook un arma impresa en 3D que había fabricado en su apartamento situado en la periferia este de Sidney.

Sun, antiguo técnico informático de Apple, había impreso el arma de fuego en su vivienda de Waverley.

El anuncio que puso en Facebook lo colocó de inmediato en el punto de mira de la Unidad Policial dedicada a la investigación sobre armamento, por lo que a las pocas semanas agentes de la misma se presentaron en el apartamento que compartúa con su novia.

La Policía halló cuatro armas de fuego de imitación, incluyendo una pistola Glock impresa en 3D, y otra de aire comprimido.

Sun, un entusiasta de los juegos, de 27 años de edad, confesó a la Policía que había descargado de Internet las instrucciones para realizar la impresión tridimensional.

A pesar de sus afirmaciones de que carecía de intenciones ilícitas, Sun, que trabaja para la firma publicitaria M&C Saatchi, ha sido acusado de numerosos delitos.

Según Sun, sus armas de fuego no podían disparar balas, un argumento que no convenció en absoluto a la Policía, la cual arguyó que es muy difícil distinguir a simple vista si un arma de imitación es tal o en realidad un arma de fuego en pleno funcionamiento.

Teniendo en cuenta su ausencia de antecedentes penales y su disposición a colaborar, la Justicia australiana le ha retirado el pasaporte, le ha impuesto el pago de una fianza de 3.000 dólares y le ha conminado a mantenerse alejado de cualquier aeropuerto internacional.

La Policía ha expresado su preocupación por la creciente tendencia detectada en Australia a fabricar armas de fuego mediante impresión 3D.

Etiquetado como: armas, armamento, pistola, Sidney
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Tecnología