Reino Unido busca posicionarse en cabeza en el desarrollo de polvo para impresión 3D

Redacción
Miércoles, 01 Marzo 2017
Reino Unida busca posicionarse en cabeza en el desarrollo de polvo para impresión 3D

El Consejo de Investigación en Física e Ingeniería de Reino Unido ha lanzado la plataforma MAPP (Manufacture using Advanced Powder Processes), como 'hub' para el desarrollo de la fabricación mediante material en polvo.

La impresión 3D en metal es uno de los principales motores en el reciente incremento sufrido en la necesidad de polvo metálico como materia prima para la fabricación de componentes y piezas industriales.

La plataforma está liderada por la Universidad de Sheffield, así como participada por la Universidad de Leeds, Universidad de Manchester, Universidad de Oxford, el Imperial College London y otras 17 empresas más que buscan colocar a Reino Unido en la cabeza del desarrollo de polvo metálico, un negocio en constante crecimiento con una proyección de alcanzar los 4.000 millones de dólares en 2020.

El MAPP es una apuesta clara y firme del gobierno británico para posicionar a su industria en primera fila, prueba de ello son los 20 millones de libras (unos 24 millones de euros) que se han destinado a este hub.

Entre los participantes, destacan el fabricante de equipos de impresión 3D con metal Renishaw, el fabricante de polvo metálido para impresión 3D LPW, así como otras emrpesas industriales de primer nivel como Rolls-Royce, Safran o Eastman, entre otras.

Al evento de lanzamiento, celebrado el pasado 31 de enero,asistieron 150 delegados de la industria y centros universitarios. "Es un tiempo emocionante para los procesos con polvo con nuevas oportunidades apareciendo en sectores como el aeroespacial, energía, automoción y sanidad. Sin embargo, aún hay importantes retos que superar para que estas tecnologías sean adoptadas de forma global. MAPP auna a los investigadores y la industria británicos para desarrollar las tecnologías de fabricación de próxima generación", declaró el director del hub, Iain Todd.

Etiquetado como: polvo, investigación, Reino Unido