Impresión 3D para ayudar a personas sordociegas

Redacción
Miércoles, 19 Abril 2017
Impresión 3D para ayudar a personas sordociegas

El profesor de Tecnología e Informática del Colegio Cardenal Xavierre de Zaragoza (España), Abraham Alonso, ha impulsado el proyecto 'Diversidad Impresa' para beneficiar a personas sordociegas. Se trata de una iniciativa colaborativa a la que ya se han sumado docentes de otros lugares de España.

Estos profesores, junto con sus alumnos, van a diseñar en el aula como parte de la programación del curso diferentes productos para crear un banco de modelos 3D imprimibles bajo licencia Creative Common, de libre disposición para quien deseen beneficiarse de ellos, que puedan ser usados por personas con sordoceguera o con otras discapacidades.

Abraham Alonso ha explicado que esta iniciativa surgió durante una conversación con una amiga suya sordociega, Raquel Alba, quien le comentó que habría determinados productos que, de existir, les sería "muy útiles" en su vida diaria, como un clasificador de calcetines, un medidor de jeringuilla, perchas adaptadas, soportes para teléfonos o juegos infantiles y para adultos.

"Manipular es casi su mayor canal de comunicación" y "hay pocas cosas que les sean útiles", pero no se fabrica nada para ellos puestos que "no es rentable" ya que es un colectivo "muy pequeño" y, por ejemplo, actualmente hay menos de diez personas en España que sean sordociegas de nacimiento.

Sin embargo, "si otras personas modelasen esos objetos, ellos los podrían imprimir" y esa es la finalidad de este proyecto, que también pretende que los alumnos aprendan la metodología del aprendizaje servicio y que forma parte del contenido evaluable de las asignaturas donde se incluye.

Así, los estudiantes de este profesor ya han realizado una visita al Colegio La Purísima de Zaragoza, donde está escolarizada una niña sordociega de nacimiento con el objetivo de que "conozcan por qué hacen este tipo de servicio a la comunidad".

PARTICIPANTES

El proyecto se inició en enero de 2017 y a él ya se han sumado otros nueve profesores de Madrid, Galicia, Castilla León, País Vasco, Navarra y Andalucía y se cuenta con otros colaboradores, como ingenieros en Robótica, Electrónica y Automática, quienes explican cómo hacer un buen diseño para impresión 3D, así como asesores en tecnología para la discapacidad.

También tienen el apoyo de la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas. En total, ya hay más de 20 personas involucradas en este proyecto.

En estos momentos, hay un primer producto en elaboración, impulsado por el profesor del centro de educación especial Nuestra Señora de Lourdes de La Coruña, Felo Couto, un clasificador de calcetines, mientras que el profesor de instituto y divulgador científico Javier Fernández Panadero "lleva modelos avanzados" con sus alumnos, ha comentado Alonso.

MOTIVACIÓN

Los 57 estudiantes del Colegio Cardenal Xavierre de Zaragoza a los que el promotor de esta iniciativa ha implicado en este proyecto estudian cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y están "muy motivados". Según ha estimado Alonso, "de aquí a un mes o dos" podrían tener modelos avanzados.

El docente zaragozano ha indicado que una vez posean los diseños, puede haber asociaciones de sordociegos que los utilicen, comprando una impresora 3D, que también pueden adquirir particulares ya que las hay a precios asequibles, de 300 ó 500 euros en adelante.

Alonso ha comentado que cuentan con un blog: diversidadimpresa.wordpress.com espacio online que sirve para informar y como lugar de trabajo para todos los participantes en el proyecto y también tienen una cuenta en Twitter: @diversimpresa.

He aquí la noticia contada en el lenguaje de signos:

 

 

Aplicación: Discapacidad
País: España